Temas Especiales

30 de May de 2020

Economía

Bancos le declaran la guerra al fraude

PANAMÁ. Realizar transacciones bancarias on line ya forma parte de la rutina de los panameños. La simplicidad del click facilita la vida...

PANAMÁ. Realizar transacciones bancarias on line ya forma parte de la rutina de los panameños. La simplicidad del click facilita la vida y ahorra tiempo.

Sin embargo, la gran variedad de productos, la competencia y el avance tecnológico también alientan los ciberdelitos contra los clientes de banca en línea.

En Panamá, la Superintendencia de Bancos y la Asociación Bancaria han elaborado estándares para garantizar la seguridad de los clientes y de las entidades en las transacciones por banca en línea.

La entidad reguladora de la banca nacional ha habilitado un departamento especializado en riesgos tecnológicos, el cual supervisa la correcta aplicación de las normas que rigen la banca en línea.

El denominado phishing (robo de identidad) es el delito más común en el país, según la Superintendencia. Y aunque no se revelaron estadísticas, la institución asegura que la banca en línea en Panamá es segura.

El phishing por internet consiste en correos electrónicos falsos que supuestamente provienen de un banco real, enviado por estafadores. Los correos buscan que los usuarios ingresen sus datos de banca en línea en sitios webs especialmente diseñados por ciberdelincuentes y así obtener dichos datos y el dinero de las cuentas disponibles.

En Panamá operan 91 bancos de licencia general internacional y de representación. El HSBC concuerda con la Superintendencia y afirma que la seguridad de las transacciones bancarias on line es alta.

‘Las únicas pérdidas causadas por fraude se han debido a la falta de cuidado de algunos clientes que contestaron a un correo de phishing y compartieron sus datos con terceros’.

Hay que recordar que los bancos nunca piden datos a través de correos electrónicos. Con el fin de disminuir el fraude a través de banca en línea, el HSBC ha firmado un acuerdo con la Superintendencia para implementar una contraseña de uso único (token) antes de abril 2013. Esto consiste en que todos los clientes tendrán que usar un nombre de usuario y contraseña. De momento, el HSBC ha optado por introducir un nuevo servicio para evitar los fraudes electrónicos, basado en la notificación de compras directa al celular, sin ningún costo, a través del servicio de mensajería SMS.

De esta manera, el cliente recibe información en su celular, con la que puede monitorear las compras y los retiros de efectivo realizados con sus tarjetas de crédito.

Con este servicio, el cliente puede detectar si está siendo víctima de fraude sin tener que recibir su estado de cuenta.