Temas Especiales

31 de Ene de 2023

Economía

Definen ruta para venta de acciones

PANAMÁ. La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) definió ayer la ruta para la venta del 51% de acciones privadas de las em...

PANAMÁ. La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) definió ayer la ruta para la venta del 51% de acciones privadas de las empresas de distribución eléctrica en Panamá.

La adjudicación se realizará en junio de 2013 en medio de una turba de sin sabores por parte de los consumidores, debido a los apagones y fluctuaciones eléctricas registradas en Panamá Oeste.

Zelmar Rodríguez Crespo, administradora de la ASEP garantizó que se han adoptado las acciones pertinentes para garantizar una mejor prestación del servicio de distribución eléctrica.

‘Estas acciones contemplan la elaboración de un nuevo contrato de concesión, el establecimiento de nuevas obligaciones en materia de electrificación rural, zonas apartadas y sistemas aislados’, aclaró Rodríguez Crespo.

Además dijo que esto abarcará ‘la incorporación de nuevas oficinas de atención al usuario por parte de las distribuidoras; la inclusión de nuevas obligaciones respecto al alumbrado público; y un modelo de seguimiento que permita evaluar el desempeño operativo, comercial y técnico’.

Víctor Urrutia, exadministrador de los Servicios Públicos considera que es tiempo para afinar los contratos de concesión, y que a estos se le aclare los estándares de calidad, atención al cliente y mejores precios’.La hoja de ruta fijada, establece para la primera semana del mes de octubre de 2012 el proceso de aprobación de las normas de calidad; para noviembre próximo el proceso de aprobación de modificación del régimen tarifario; y para diciembre el proceso de aprobación del proyecto del nuevo contrato de concesión.

Se tiene previsto publicar en enero de 2013 el pliego de cargos con las especificaciones respectivas para las empresas interesadas en participar.

Las empresas distribuidoras cuentan con el 51% de las acciones, mientras que el 49% restante está en manos del Estado panameño y los empleados.