Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Economía

Martinelli erró con lácteos

PANAMÁ. A su llegada al país, el presidente, Ricardo Martinelli deberá restablecer la partida arancelaria de cuatro productos lácteos o,...

PANAMÁ. A su llegada al país, el presidente, Ricardo Martinelli deberá restablecer la partida arancelaria de cuatro productos lácteos o, de lo contrario, dejará la producción local a merced del Tratado de Promoción Comercial (TPC) con Estados Unidos, el cual entra en vigencia el próximo miércoles.

El 22 de este mes se publicó en la Gaceta Oficial la disminución y establecimiento del arancel para diversos alimentos entre ellos: la leche evaporada (30%), la leche entera en polvo (20%), el queso mozarella (10%), el queso fundido y demás quesos (10%). El problema es que al regir el TPC estos aranceles son adoptados inmediatamente, acortando el tiempo de desgravación establecido en el acuerdo y que protege la producción local.

Al cierre de la negociación del TPC el arancel de la leche evaporada era de 155% y de 30% para la leche entera en polvo, el queso mozarella, el queso fundido y demás quesos. Sin embargo, en el caso de la leche evaporada el sector lácteo panameño tenía aproximadamente 15 años de protección, pero de quedarse en 30%, según la última rebaja el tiempo se reduce a unos cinco años.

Tras conocer la noticia los ganaderos se comunicaron con el ministro de Desarrollo Agropecuario, Óscar Osorio quien se encontraba de gira por Vietnam con el presidente Martinelli. Según Euclides Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), el Ministro aseguró que antes del martes se restablecerían las cuatro partidas que afecta al rubro de lácteos. ‘Confiamos en que Martinelli y Osorio cumplirán su palabra’, puntualizó Díaz.

El representante de la Anagan dijo que el restablecimiento de los aranceles lácteos debe estar sancionado por Martinelli antes del 30 de octubre o, de lo contrario, Estados Unidos tomará la última modificación como referencia y de ahí empezaría el periodo de desgravación.

Por su parte, la Cadena Agroalimentaria de la Leche rechazó la rebaja y solicitó a las autoridades, a través de un comunicado de prensa, que reconsideren la medida.

Según la Cadena, la rebaja acarrea consecuencias negativas para más de 7 mil productores de leche.

Agrega que medidas como estas afectan no solo a los productores si no también al consumidor porque los hace dependientes de las importaciones y menoscaba la inversión de estos y de la industria.

Por su parte, la multinacional Nestlé — productora de las leches evaporada y en polvo, así como de una gran variedad de quesos— informó que durante 75 años han apoyado a los productores del campo en el sector lechero al igual que la producción de tomate, guandú y especias como el culantro.

La bajada de aranceles traerá como consecuencia una mayor importación de productos extranjeros. No obstante, la mayor preocupación de Nestlé es que los productores del campo, el eslabón más débil de la cadena, podrían verse obligados a bajar su nivel de producción, lo que podría afectar la elaboración de productos con materia prima y mano de obra 100% panameña.

De acuerdo a la empresa, continuará apoyando al productor panameño para garantizar la seguridad económica y alimentaria del país.