Temas Especiales

22 de May de 2022

Economía

El negocio detrás de San Valentín

PANAMÁ. En Panamá celebrar el Día de San Valentín es un negocio rentable. Festejar el amor y la amistad acarrea jugosas ganancias para f...

PANAMÁ. En Panamá celebrar el Día de San Valentín es un negocio rentable. Festejar el amor y la amistad acarrea jugosas ganancias para floristerías, restaurantes y tiendas especializadas en obsequios.

Por tradición, los arreglos con rosas rojas y arreglos de peluches son los más solicitados por los hombres; mientras que las mujeres prefieren obsequiar las flores tropicales o arreglos frutales.

La mayoría de las flores y follajes que se utilizan para expresar afecto este día provienen de Colombia (76%) y Ecuador (22%), mientras que en una menor cantidad de Estados Unidos (2%), según la Contraloría. Estas importaciones representaron un impuesto tramitado de $123,238.

En el caso de las floristerías, el precio de los arreglos depende del tipo de flores y cantidad de estas; es decir, podría oscilar entre $25 a $150. Mientras que otros eligen obsequios de peluches, chocolates y golosinas cuyo precio van desde $5.99. En la capital hay aproximadamente 80 floristerías, de las cuales 25 forman parte de la Asociación de Floristerías de Panamá.

Víctor Bogantes, propietario de la Floristería Buccaro, dice que este año hay bastante movimiento en cuanto a pedidos. La rentabilidad del negocio en San Valentín depende del día en que cae la fecha, pues al coincidir en carnavales o fin de semana, las ventas merman.

Rosa Castillo, vendedora de la tienda Lynn’s Hallmark, aseguró que los que más acuden a comprar obsequios son los caballeros y adolecentes. Lo más buscado son los arreglos de peluches con golosinas, los de chocolates, así como tarjetas.

Castillo, quien tiene más de 10 años de estar en el negocio, considera que las ventas para San Valentín generan mayor movimiento, por lo cual se preparan con tres meses de antelación.

El sector restaurante es otro segmento de la economía que se beneficia de la festividad. Rino Tamburrelli, expresidente de la Asociación de Restaurantes y Afines de Panamá, señaló que San Valentín siempre genera buena afluencia de comensales.

El promedio de consumo el 14 de febrero ronda los $25 por persona, aunque ese día son más espléndidos y tienden a consumir platos y bebidas más costosas, especialmente los hombres, indicó Tamburrelli.

Hay un buen número de reservaciones, pero también la mayoría deja mesas abiertas para ese grupo que llega en último momento. Lo único que esperamos es que al ser San Valentín después de carnavales, los panameños tengan dinero para compartir con esa persona especial, concluye Tamburrelli.