Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Economía

El FAP y el tope fiscal no tienen credibilidad

Aaron Freedman, analista para Panamá de la calificadora Moody’s, dijo que las leyes del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) y de Responsabil...

Aaron Freedman, analista para Panamá de la calificadora Moody’s, dijo que las leyes del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) y de Responsabilidad Social Fiscal no tienen credibilidad para la calificación. Son marcos de referencia muy buenos, pero el problema es que no se cumplen. Según el analista, la calificadora seguirá de cerca el comportamiento del gasto en el periodo electoral que se avecina. Panamá cuenta con una calificación de Baa2 dentro de la escala de Moody’s. Es grado de inversión, con perspectiva estable. La corrupción y la falta de independencia de la justicia serían los principales escollos que le impiden al país avanzar en su calificación. Según el analista, los hechos no influyen tanto en la calificación como las tendencias. La economía panameña seguirá creciendo, pero no a tasas como las de 2012 o como las de 2011, cuando creció más de 10%. Desde la perspectiva de Moody’s esa tasa no es sostenible a mediano ni a largo plazo. Quizás lo sea a corto plazo, pero a un máximo de dos años. Freedman habló con La Estrella sobre estos y otros temas más.

¿AFECTAN LAS LISTAS NEGRAS Y QUE NOS CONSIDEREN PARAÍSO FISCAL?

No directamente, pero sí indirectamente. Dependiendo del impacto que podría tener en el desempeño de la economía y en el sector financiero. Algo muy importante que apoya la economía panameña es la confianza que la gente tiene en el país y si aparece en la lista negra o gris, no es bueno para la confianza. Si esta se debilita, podría entonces tener un impacto en el crecimiento y a través de esta, en la calificación.

¿LO MÁS IMPORTANTE SON LOS INGRESOS?

Al final lo que nosotros medimos son dos cosas: la voluntad y la capacidad del gobierno para pagar sus obligaciones financieras. También observamos varias otras situaciones que podrían afectar a estas (capacidad y voluntad), y no tienen necesariamente que ser directa o inmediatamente, puede ser en el mediano o largo plazo.

¿CÓMO AFECTA EL TEMA POLÍTICO LA CALIFICACIÓN?

Tienes que ver lo que pasó en Venezuela el año pasado o en República Dominicana. Esos países tienen calificaciones muy por debajo de Panamá, pero en ambos hubo elecciones presidenciales el año pasado y los gastos subieron de manera más que importante. Y los ingresos, por supuesto, no subieron. ....Panamá tuvo un déficit de 2% el año pasado, nuestra preocupación es si antes de las elecciones el gobierno va a gastar más para ganar más apoyo.

¿IMPORTA EL TIPO DE GASTO?

Sí. En el caso de Panamá, a pesar que el desempeño fiscal se ha deteriorado cada año entre el 2007 y el 2011 ( el 2012 se ha mantenido más o menos estable), sí vemos que las razones del deterioro son porque ha aumentado el gasto de capital (inversiones) y eso significa dos cosas: una que estas inversiones van a ayudar al crecimiento de la economía a futuro, eso es bueno, pero depende si estas inversiones específicas son bien diseñadas y si son bien escogidas... Lo otro es que si el gobierno tiene problemas financieros, es más fácil cortar gastos de capital que corrientes. Por esas dos razones no estamos ‘tan’ preocupados por el deterioro fiscal que ha tenido Panamá .

¿TIENEN IMPACTO EN LA CALIFICACIÓN LOS ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN O LOS ENFRENTAMIENTOS SOCIALES?

No, hasta que estas situaciones tengan un impacto que podamos medir o en las finanzas del gobierno o en el desempeño de la economía. Pudiera ser algo que restringen la mejora de la calificación de ahora en adelante... La corrupción y las preguntas sobre la independencia de la justicia son parte de los retos que enfrentan los países, pero casi toda la región tiene retos similares. Panamá no es peor que en países con calificaciones similares.

¿SERÍAN ESTOS LOS QUE PONEN EL TECHO A LA CALIFICACIÓN?

Panamá tiene una calificación de Baa2. Tenemos a México en Baa1 y este país también tiene muchos problemas con la corrupción. En el rango de ‘A’ probablemente no tenemos a muchos países con estos problemas de corrupción.La semana pasada publicamos un reporte sobre los retos de la región y este discute sobre si estamos acercándonos al final de las alzas en las calificaciones. Se afirma que para que estas sigan subiendo, los países tienen que superar situaciones que van a ser más difíciles que las mejoras que lograron en el pasado y que se reflejaron en las alzas de calificaciones y estos son temas institucionales. Desde nuestra perspectiva, en el caso de Panamá, más que el tema de corrupción nos preocupa la falta de credibilidad de las instituciones financieras. Cuando hablo de esto estoy refiriéndome a las leyes de Responsabilidad Social Fiscal y la del FAP.

¿POR QUÉ?

Después de seis meses de aprobado el FAP, el gobierno cambió las reglas para poder acceder a los fondos antes de lo que se tenía planificado. Si solo fuera eso, probablemente no sería una preocupación tan grave, pero por el hecho que lo hacen después de varios cambios de la ley de Responsabilidad Fiscal, por eso hay una tendencia que vemos en Panamá. Tener estas leyes debería ser fortalezas importantes en la calidad crediticia del país, pero en el caso de Panamá no tienen credibilidad y así no ayuda a la calificación. Tampoco es que la calificación vaya a bajar por eso... Otro punto es que la forma en que se han diseñado las reglas del Fondo significa que el gobierno va a estar ahorrando al mismo tiempo que puede tener un déficit fiscal...Si ves el monto del gobierno, dice que va a ahorrar y parece importante, pero al mismo tiempo el gobierno va a emitir deuda. Entonces, eso significa que se financiará el ahorro con esa deuda. Eso no es ahorro.... Vamos a ver cómo se manejan las finanzas del gobierno la próxima administración, quizás sea más conservadora.