Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Economía

Crisis revela frustración y falta de solidaridad en la Unión Europea

Al rechazar un rescate de la Unión Europea y recurrir a Rusia en busca de asistencia, Chipre ha dejado al descubierto la creciente frust...

Al rechazar un rescate de la Unión Europea y recurrir a Rusia en busca de asistencia, Chipre ha dejado al descubierto la creciente frustración y descenso en la solidaridad dentro de la Unión Europea, un bloque creado con la intención de unir al continente después de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque las conversaciones sobre un rescate de Moscú parecían estancadas, los expertos señalaron que la sola idea de buscar asistencia financiera rusa provoca dudas sobre la legitimidad del proyecto europeo, notablemente sobre lo que se percibe como un dominio alemán y amenazas a la soberanía nacional. El extraordinario espectáculo de que un miembro de la Unión Europea busque la salvación de manos del viejo enemigo de la Guerra Fría ha provocado interrogantes sobre hasta dónde puede o está dispuesta a llegar Europa para salvar a uno de los suyos. ‘Esto creará muchas dudas sobre la legitimidad de la Unión Europea’, dijo Vassilis Monastiriotis, experto en países del sudeste europeo en la London School of Economics. ‘(Otros) países pueden buscar ayuda financiera de China o estados árabes, y esto podría desintegrar la Unión Europea, hacerla menos relevante como institución’. Desde que la crisis financiera hace cinco años presionó a los países con grandes deudas —como Grecia, Portugal e Irlanda—, los rescates se han convertido en un tema tanto político como económico, y los acaudalados alemanes hacen el papel del ‘malo’ debido a su insistencia en estrictas medidas de seguridad como condición para ofrecer asistencia. El propuesto rescate de Chipre ha hecho aumentar el potencial de dolor financiero al exigir por primera vez que los depositantes bancarios ayuden a pagar el rescate con sus ahorros.