Temas Especiales

18 de May de 2022

Economía

Aumann critica los rescates financieros

PANAMÁ. Robert Aumann —ganador en el 2005 del Premio Nobel de Economía junto a Thomas C. Schelling por haber ampliado la comprensión de ...

PANAMÁ. Robert Aumann —ganador en el 2005 del Premio Nobel de Economía junto a Thomas C. Schelling por haber ampliado la comprensión de conflicto y cooperación en la teoría de los juegos— está en Panamá para compartir con los estudiantes del Instituto Alberto Einstein.

El matemático separó tiempo en su agenda para conversar con los medios de comunicación. Se mostró paciente mientras contestaba las entrevistas de forma individual. Según Aumann, la teoría del juego es aplicada a temas de forma, muy prácticos problemas y muy específicos.

Es un hombre de ejemplos y analogías, cada respuesta la correlaciona . Para explicar qué tan específica puede ser la teoría del juego aplicada a la economía, utilizó como símil que en el 2012 el ganador del Premio Nobel de Economía demostró que la teoría del juego se puede aplicar a los trasplantes renales y determinó cuál receptor es compatible con un donante. Así de específica puede ser la aplicación de este concepto, subrayó. Es como la infraestructura de la economía. Aumann también compartió con La Estrella su posición frente a la situación económica mundial y los rescates financieros que se están haciendo en el mundo, como en Estados Unidos y Europa.

El nobel no está de acuerdo con ellos debido a que —según dice— estos crean una distorsión y comportamientos negativos.

En este caso, su ejemplo fue en torno a los directivos, quienes muchas veces no reciben incentivos que van en la misma dirección de la empresa. Con los rescates se les está diciendo a los gerentes que si les va bien se van a llevar dinero al bolsillo; si no les va bien, el gobierno les va a rescatar y ese es un patrón de conducta negativo desde el punto de vista económico, explicó.

Una de las soluciones que plantea es que hay que dar los incentivos necesarios para un comportamiento responsable del mercado, como un paquete de acciones al valor actual y si la empresa mejora, estas suben de precio; en tanto, si no les va bien, tampoco les pasa nada.

Aumann no cree en las regulaciones, con excepción de tres campos: la honestidad, la transparencia y la competencia. Esta última —aseguró— hay que fomentarla y no se debe permitir acuerdos bajo cuerda entre las empresas.