Temas Especiales

27 de May de 2020

Economía

Las 4 primeras compuertas llegan a su destino final

COLÓN. Después de 29 días y alrededor de 10,000 kilómetros recorridos, las 4 primeras compuertas de la ampliación del Canal llegaron a s...

COLÓN. Después de 29 días y alrededor de 10,000 kilómetros recorridos, las 4 primeras compuertas de la ampliación del Canal llegaron a su destino: el embarcadero de Mindi, en la vertiente atlántica. Es el primer viaje de estas características que atraviesa el oceándo y el resultado ha sido un rotundo ‘éxito’.

Se trata de un ‘hito histórico que estamos haciendo los panameños’, señaló el presidente Ricardo Martinelli, quien añadió que la ampliación ‘va a cambiar la industria marítima del mundo. Debemos sentirnos orgullosos del Canal, que funciona como un reloj, y que ha hecho que Panamá esté en el centro del mundo’.

Tras la emoción y las celebraciones, los trabajos de descarga de estas moles de 3,100 toneladas de acero comenzarán el viernes. En menos de 10 días, el barco surcoreano Sun Rise y sus veinte tripulantes regresarán al puerto de Trieste, en Italia, para comenzar con el embarque de las próximas cuatro hasta completar el total de 16.

El Sun Rise ha sido el primer postpanamax que ha estrenado las aguas de la ampliación. Durante los 29 días que ha durado la travesía se ha mantenido comunicación diaria con la base para verificar que finalmente todo fue ‘según lo previsto, como de guión‘, dice el ingeniero Víctor Cabello, quien señaló que están ‘perfectas, alineadas y sin golpes’.

Aunque no ha sido una tarea fácil. ‘Todo el proceso era complicado en sí; el transporte terrestre, el marítimo... todo era complicado’, indicó el ingeniero Sergi Ametller. ‘Nos ha ido generando dudas de ingeniería que se han ido resolviendo una a una; ya hemos hecho la primera parte y, dudas, ya no nos quedan. Ahora sólo es repetir la primera operación’.

Si bien, los otros tres viajes tendrán lugar en una época más complicada, el invierno, con mayor oleaje. En esta ocasión, los oleajes no han superado los 2 metros, y los vientos han sido favorables.

Las compuertas, que miden 57.6 metros de longitud y 30 metros de altura, descansarán en el embarcadero hasta ocupar su lugar en las nuevas esclusas. Aunque pesan cuatro veces más que las originales, las cámaras de flotación que el consorcio Grupo Unidos Por el Canal (GUPC) ha instalado, les permitirá moverse sobre los rieles con un promedio del 15% de su peso real. Además, las tareas de mantenimiento no detendrán el tránsito marítimo por el Canal.

Con las compuertas, el corazón de la ampliación ya está a punto para operar.