Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Economía

Sale al mercado espectacular diamante

BOGOTÁ. El ‘Pink Star’ (Estrella Rosa), un diamante oval color rosa, valorado en $60 millones, será rematado en noviembre en Ginebra por...

BOGOTÁ. El ‘Pink Star’ (Estrella Rosa), un diamante oval color rosa, valorado en $60 millones, será rematado en noviembre en Ginebra por la casa Sotheby’s.

De 59,60 quilates, el ‘Pink Star’ es el diamante más caro que haya salido jamás a subasta, indicó Sotheby’s, que lo presentó por primera vez a la prensa el miércoles en la suite de un lujoso hotel de Ginebra, fuertemente custodiado. ‘Esta piedra es realmente extraordinaria, es un poco como champaña rosado, burbujeante’, exclamó David Bennet, presidente de la división de joyería de Sotheby’s para Europa.

Benett aseguró que en sus 40 años de carrera en la joyería jamás vio un diamante que se le pueda comparar al ‘Pink Star’.

La espectacular piedra rosa -un color que fascina a los coleccionistas-, mide 2,66 cm por 2,06, y su espesor es de 1,36 cm. Si el ‘Pink Star’, que ha sido montado en un anillo, alcanza la estimación de Sotheby’s, el precio del gramo se elevaría a $5 millones, o un millón de dólares por quilate.

El récord para una venta de diamante se estableció en 2010 en Ginebra con el ‘Graff Pink’ de 24,78 quilates, que fue vendido por $46,2 millones.

El precio récord del quilate se batió en el año 2009 en Hong Kong con $2.15 millones por un diamante de cinco quilates.

El tamaño del ‘Pink Star’ es lo doble del ‘Graff Pink’, por lo que se da por seguro que superará el récord. Su color rosa es también más intenso que el del ‘Graff Pink’, recalcó el experto, subrayando que los diamantes rosa son clasificados en cinco tonos, según su intensidad, y el rosa intenso (‘fancy vivid’) del ‘Pink Star’ es el más codiciado de todos.

‘Es un color muy lucidor, muy femenino’, subrayó el experto, mientras admiraba la piedra preciosa que era lucida por una bella modelo. El experto de joyería de Sotheby’s destacó que la piedra, caracterizada como un ‘diamante puro’, es excepcional ya que entre los diamantes rosa los puros son muy escasos a un nivel de cinco quilates y éste es una piedra de 59,6 quilates.

‘Su excepcional riqueza de color, establecido como rosa fuerte por el Instituto de Gemología de Estados Unidos, junto con su excepcional tamaño, son características que superan a todos los diamantes rosa conocidos en las colecciones de Estado, reales o privadas’, indicó Bennet.

El Instituto clasificó el diamante en la categoría ‘Type IIa’, un nivel reservado a apenas un 2% de los diamantes, a las piedras más puras que ofrecen una extraordinaria transparencia óptica, indicó Sotheby’s .