Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Economía

‘Black Friday’ al estilo panameño

PANAMÁ. Inicia el fin de semana de quincena en la ciudad de Panamá, pero no uno cualquiera. Ese último viernes de noviembre se había pro...

PANAMÁ. Inicia el fin de semana de quincena en la ciudad de Panamá, pero no uno cualquiera. Ese último viernes de noviembre se había programado el Black Friday, una estrategia de mercadeo que promete descuentos entre 20% y 70% en la mercancía, un mes antes de las fiestas de fin de año. Y como era de esperarse, la gente se volcó a las calles para aprovechar las ofertas.

Nadyi Duque, encargada de mercadeo del mall, estimó que cerca de 150 mil personas visitarían el centro comercial de Albrook.

Se desconoce cuántos consumidores acudirían a otros malls de la ciudad y del interior del país.

La jornada de compras comenzó temprano. Antes de las 10 de la mañana había personas esperando en Albrook Mall. Cuando los comercios abrían sus puertas ya habían largas filas de personas esperando para ingresar. Y hasta hubo extranjeros que compraron boletos de avión sólo para aprovechar las ofertas que prometía el Black Friday panameño. ‘Sólo vengo para esta fecha para comprar los regalos de fin de año’, dijo Steffany Viteri, una ecuatoriana que solo en dos horas gastó en zapatos, ropa y electrodomésticos, entre otras cosas, 2 mil dólares.

Los almacenes que venden electrodomésticos y equipos tecnológicos fueron los más visitados. ‘Tablets, computadoras y televisores es lo que más ha comprado la gente’, dijo Reynaldo Reyna, vendedor de Multimax.

Una hora después de la inauguración del Black Friday en Albrook, los pasillos del centro comercial y las tiendas estaban abarrotados, ‘no cabe ni un alma más y eso que sólo ha pasado una hora’, dijo César Durán, encargado del EstiGames, una tienda de videojuegos.

En las paqueteras no había espacio para más. Los clientes esperaban sentados afuera de los almacenes para que sus familiares continuaran con las compras.

LLENO COMPLETO

En el centro comercial Multiplaza, la historia se repetía y en el interior del país, los comercios también se habían contagiado con la fiebre de compras. Los consumidores no se resistieron al ‘viernes negro’. En la ciudad, la gente parecía hormiga buscando reservas para pasar la época de lluvias. La multitud era muy superior a la seguridad que existía. Era casi incontrolable.

La iniciativa de la empresa privada llamada Black Friday ha recibido una respuesta positiva y masiva de la ciudadanía que abarrota los centros comerciales de la localidad para aprovechar los descuentos, expresó el viceministro de Comercio Interior e Industrias, Luis Eduardo Camacho.

‘Nunca había visto el Pasillo del Elefante tan lleno, esto está de locos’, dijo Yary Torrero, una vendedora de Terabyte, una tienda de accesorios de celulares.

OFERTA LIMITADA

Pero no todos estarían satisfechos. ‘Las tablets están rebajadas en $69.99, de $100. Pero sólo las primeras 50 tenían la oferta, el resto se mantiene a precio regular’, dijo un vendedor de equipos de tecnología a las 11 de la mañana, y agregó que no tenían garantía ‘porque estaban rebajadas’.

La fiebre de compras continuaría hasta la medianoche del viernes. Con ello también los tranques vehiculares, las largas colas en las cajas y los riesgos de robos.