Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Economía

Rublo se deprecia y bolsa se desploma

MOSCÚ. Rusia, en medio del chaparrón de críticas internacionales por su intervención militar en la república autónoma ucraniana de Crime...

MOSCÚ. Rusia, en medio del chaparrón de críticas internacionales por su intervención militar en la república autónoma ucraniana de Crimea, sintió ayer las primeras consecuencias económicas de ese paso con el desplome de su bolsa y la depreciación del rublo, aunque insiste en la legitimidad de sus acciones.

La bolsa de Moscú cerró con un desplome del 12% en uno de sus dos índices, en una jornada en la que los títulos de algunas empresas públicas sufrieron pérdidas históricas, muy por encima del 10% del que era su valor en los mercados.

El rublo ruso cayó hasta mínimos históricos ante el dólar y el euro en la bolsa de Moscú (MOEX) en medio del gran temor de los mercados a la reacción internacional y las posibles sanciones por la ocupación de facto que ya está llevando a cabo Rusia en la península de Crimea, de mayoría étnica rusa.

Los rusos se temieron lo peor y vaciaron las reservas diarias de dólares y euros en las oficinas de sus bancos, la mayoría de los cuales ya no tenía divisas para vender a media tarde de ayer. ‘Llevo desde el fin de semana intentando comprar euros. El sábado fui a tres bancos distintos y no pude comprar nada más que 180 euros. Hoy (ayer) estuve toda la mañana hasta conseguirlo y sólo tras hacer una cola de media hora’, dijo Vladímir, un periodista moscovita.

A lo largo de la sesión en la bolsa de divisas, el dólar superó la barrera histórica de los 37 rublos y el euro llegó a situarse por encima de 51.2 rublos, máximos absolutos que retrocedieron hacia el final de la jornada gracias a la decidida actuación del Banco Central de Rusia.

La intervención del regulador en el mercado de divisas ruso marcó otro récord absoluto, ya que nunca antes se había inyectado tanto dinero en el mercado para sostener la caída de la moneda nacional y calmar a los inversores.

Los expertos en economía y la prensa especializada han vertido duras críticas a la decisión del presidente ruso, Vladímir Putin, de ocupar militarmente la península de Crimea con el pretexto de proteger las vidas de los ciudadanos rusos que residen en ese territorio, declarado en rebeldía contra las nuevas autoridades de Ucrania.

Crimea perteneció a Rusia hasta 1954, cuando el entonces líder soviético, Nikita Jruschov, se la regaló a Ucrania, y alberga en su territorio la base de la Flota rusa del Mar Negro. ‘El envío de tropas en el país vecino es un trágico error que lapida nuestro camino hacia la estabilidad a largo plazo, cuyas consecuencias políticas y económicas sentiremos durante muchos años’, escribió en su columna el analista del prestigioso diario económico ‘Védomosti’ Konstantín Sonin.

Mientras, el editorial de esta publicación advirtió de que la perspectiva de una guerra con Ucrania ‘devuelve a Rusia a la realidad del país que tanto le gusta al presidente Vladímir Putin, la Unión Soviética, sobre el que la guerra siempre pendía como la espada de Damocles’.