Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Economía

La huelga obrera pone en jaque trabajos en el Canal de Panamá

Tres mil trabajadores en el proyecto de ampliación del Canal de Panamá pararon sus labores.

La huelga obrera pone en jaque trabajos en el Canal de Panamá
Las obras de construcción en todo el país se encuentran paralizadas.

Suben las apuestas en el sector de la construcción. La huelga nacional de los obreros dejó de ser una amenaza y se convirtió en una pesadilla que puede llegar a retrasar la fecha de entrega de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá.

‘Esta medida afecta en su totalidad las labores productivas que se realizan en los sectores Atlántico y Pacífico del proyecto del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá e impacta el cronograma de trabajo’, manifestó ayer el consorcio responsable del proyecto, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), a través de un comunicado.

El llamado a huelga del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) fue acogido por obreros en todo el país. De los 70,000 trabajadores afiliados al gremio, se estima que 3,000 laboran actualmente en los trabajos de ampliación. Todos apoyaron la medida.

Las relaciones obrero-patronales en los trabajos de ampliación son responsabilidad del consorcio encargado de la obra, y no de la Autoridad del Canal de Panamá. Sin embargo, la obra ya tiene un retraso de más de un año y ha afectado las proyecciones económicas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Una huelga prolongada podría extender aún más el tiempo de entrega, lo que incrementaría el lucro cesante que ya supera los 95.3 millones de dólares, de acuerdo al administrador de la vía interoceánica, Jorge Quijano.

NEGOCIACIÓN

A pesar de la huelga, continúan las negociaciones entre ambas partes. Luego de más de siete meses de discusiones, solo faltan seis cláusulas económicas para firmar de la Convención Colectiva entre empresarios y trabajadores. El salario es uno de ellos.

La Capac propone un aumento que totalizaría 21% en cuatro años. El Suntracs proponen un alza de 20% anual.

De acuerdo con Luis González, miembro del equipo negociador del sindicato, el Suntracs ‘soltó’ sus peticiones sobre almuerzo y transporte para dar más espacio a la negociación.

Eduardo Rodríguez, director general de la Capac, aseguró que mantendrán las negociaciones ‘hasta lograr un acuerdo razonable que ponga fin al conflicto laboral’.

ÁRBITRO

El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) propone mantener un papel de árbitro en la disputa. ‘Al encontrarnos frente a un conflicto netamente laboral privado, le corresponde al Mitradel ejercer el rol de mediador’, aseguró Reynaldo Medina Londoño, ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral encargado. ‘Jugaremos el rol que nos corresponde, en materia de negociación colectiva. El tema más fuerte es siempre el salario y vamos a colaborar en este diálogo a fin de lograr un acuerdo lo más pronto posible’, acotó.

Pero el árbitro ha sido una de las partes más criticadas. Su negativa de aceptar por primera vez el pliego de peticiones del sindicato desembocó en una querella penal contra uno de sus funcionarios.

Pasados los diez días establecidos por el Código de Trabajo, el Suntracs escogió no prorrogar las negociaciones en el ministerio y desde entonces han negociado con la Capac en terreno neutral. A pesar de eso, funcionarios del Mitradel forman parte de las rondas diarias de negociación.

Saúl Méndez, secretario general del Suntracs, rechazó enérgicamente cualquier intento de ‘arbitraje’ de parte del ministerio. Descarta cualquier posibilidad de postergar la huelga. ‘Esto solo se va a acabar cuando se firme el Convenio’, dijo.