Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Promueven la ingesta de lácteos

Expertos de Uruguay, la República Dominicana y Colombia sugirieron a Panamá elevar el consumo y producción de las lecherías

Promueven la ingesta de lácteos
El hato lechero del país es de unas 120 mil reses.

Pese a que el consumo anual per cápita en Panamá oscila entre 90 a 100 litros —un promedio regular en la región— para suplir la demanda, la industria invierte 60 millones de dólares en la importación del 45% de los derivados lácteos que se consumen en el país, según datos de la FAO.

Durante un encuentro de dos días que convocó a representantes de Uruguay, República Dominicana y Colombia, se sugirió al Instituto Panameño de Ganadería de Leche (IPAGAL) aumentar el consumo y producción de lácteos.

No obstante, participantes panameños reconocieron que el rezago productivo se debe a la falta de tecnología. Para contrarrestar esa situación, Panamá debe implementar una estructura vertical que conlleve la importar vientres, la transferencia de embriones y la inseminación artificial

La sugerencia inmediata que dieron los expertos a los miembros del IPAGAL es que no se centre exclusivamente en los productores, sino que se debe crear valor en toda la cadena productiva que beneficiará, en último lugar, al consumidor, ya que podrá obtener más productos lácteos de mayor calidad y por la misma cantidad de dinero.

CONSUMO

En el istmo, la demanda asciende a unos 300 millones de litros al año, pero se producen 200 millones; el resto es importado para la fabricación de leche en polvo, helados, yogur y quesos, entre otros, mientras que el 85% de la leche fluida nacional se destina a la producción de leche pasteurizada.

Solo en leche pasteurizada, cada panameño consume al año hasta 100 litros, mientras que en los vecinos Costa Rica y Colombia sus habitantes consumen por año 125 litros y 140 litros, respectivamente.

La producción local es absorbida por las industrias. Anualmente, Industrias Lácteas (Estrella Azul) compra aproximadamente 52 millones de litros; Nestlé, 38 millones; Refrescos Nacionales (Nevada y La Chiricana), 32 millones; Sociedad de Alimentos de Primera (Bonlac) y Productos San Antonio (Superior), 14 millones. Los 30 millones de litros restantes se distribuyen entre las 52 queserías existentes en el país.

Una encuesta de la FAO reveló que el 90% de los 6,400 productores lecheros del país corresponden a ganaderos de pequeña escala, en donde la producción láctea permite la generación de empleo y amplía las opciones de alimentación e ingresos de las familias rurales.