Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Economía

Petrobras, de brazos atados por el gobierno brasileño

Los pagarés de Petrobras con vencimiento en 2023 han bajado 1% desde el 9 de junio

Petrobras, de brazos atados por el gobierno brasileño
Sede de la petrolera en Brasil.

El mayor aumento del precio del petróleo en un año sería normalmente un motivo para comprar los valores de compañías productoras de energía. No es así en Brasil, donde las políticas del gobierno castigan a Petróleo Brasileiro SA.

Los pagarés de Petrobras con vencimiento en 2023 han bajado 1% desde el 9 de junio, cuando el precio del crudo Brent inició un avance de 6% en nueve días en tanto las fuerzas iraquíes combatían a los insurgentes. Se trata de la mayor declinación entre las compañías petroleras integradas con bonos de calificación BBB que analizó Bloomberg . Hasta mayo, los valores de Petrobras habían experimentado el mayor incremento del año y retornaban 9.6%.

La presidenta Dilma Rousseff ha mantenido los topes de precios a la gasolina y el gasoil desde 2011, mientras que la división de refinado de Petrobras no logra cubrir la demanda interna, de modo que los mayores precios internacionales exacerban las pérdidas en la venta de combustibles. También indican que son más altos los pagos de regalías y los impuestos de la compañía con sede en Río de Janeiro, que tiene el mayor déficit de flujo de efectivo entre las empresas petroleras que cotizan en bolsa en los últimos 12 meses.

‘En su caso es peor’, dijo Omar Zeolla, un analista de crédito empresarial de Oppenheimer Co., en entrevista telefónica desde Nueva York, haciendo referencia a los aumentos del precio del petróleo. ‘Dilma podría ganar la reelección y se mantendrían las mismas políticas, los mismos precios’, añadió.