Temas Especiales

17 de May de 2022

Economía

Jóvenes y mujeres, entre los ‘camarones’ y el desempleo

Casi el 66% del desempleo se concentra en los jóvenes de 15 a 30 años, a pesar del crecimiento de las plazas de trabajo

Jóvenes y mujeres, entre los ‘camarones’ y el desempleo
El 13.5% de jóvenes entre 15 y 19 años no consigue empleo.

Los jóvenes y las mujeres siguen siendo los grupos más susceptibles al desempleo y la informalidad laboral.

Del total de personas desocupadas en Panamá hasta marzo de 2014 (76,126), el 65.3%, es decir, 49,733 personas, pertenecen a la franja de edad comprendida entre los 15 y los 29 años.

Además, el 33.8% (25,792) de estos jóvenes desempleados son mujeres, según cifras de la Contraloría General.

Un análisis actualizado del asesor empresarial René Quevedo, autor del capítulo sobre Empleo Juvenil , delincuencia y reinserción laboral del boletín ‘Convivir’, publicado por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, detalla que entre marzo de 2009 y marzo de 2014 se crearon 251,115 empleos sostenibles, y que el salario promedio aumentó 52%, pero sólo 8,938 jóvenes menores de 30 años se beneficiaron con una de estas oportunidades laborales .

Quevedo añade más estadísticas preocupantes: a pesar de representar el 65% de personas que buscan trabajo en Panamá, los jóvenes sólo están obteniendo 1 de cada 28 nuevos empleos estables, cuando entre los años 2004 y 2009 esa proporción era de 1 de cada 3.

REGIÓN

La Organización Mundial de Trabajo (OIT) reconoce el aumento de la tasa de ocupación urbana de 0.5% de 2012 a 2013 en Panamá, pero sitúa al istmo entre los tres países de Latinoamérica con las mayores brechas entra la tasa de desempleo de los jóvenes respecto a la de los adultos.

El informe de la OIT ‘Panorama Laboral de América Latina 2013’ otorga a Panamá 4 puntos porcentuales en la brecha laboral por edad, sólo superada por Uruguay y Ecuador, con 4.8%, de los 17 países estudiados en la región.

PERFIL LABORAL

La edad promedio en las contrataciones para empleos estables en el sector formal de la economía, entre marzo del 2009 y marzo de 2014, fue de 48 años (54 en hombres y 43 para mujeres), que se incorporaron a una fuerza laboral cuya media de edad hoy alcanza los 41 años, explicó Quevedo.

‘La razones de este fenómeno son variadas, entre ellas aumentos salariales, régimen laboral, prácticas empresariales, etc., pero en resumidas cuentas, Panamá vive los niveles de crecimiento económico, generación de empleo y alienación social (particularmente de jóvenes humildes) más altos de su historia, todo al mismo tiempo’, dijo.

El 50% de los jóvenes panameños entre 15 y 29 años trabaja, 27% estudia y el restante 23% pertenece a los llamados ‘ninis’ (ni estudian ni trabajan).

¿QUÉ HACER?

El estudio de la OIT subraya que un periodo de desempleo prolongado para los jóvenes puede conducir al desaliento con los consiguientes efectos negativos en sus competencias y experiencia laboral.

Para Quevedo, se está generando ‘una casta de marginados del boom, para quienes la bonanza económica está ocurriendo en otra parte’.

Para ello, añade el experto, se necesita adecuar la demanda a través de la educación y la formación, y trabajar en la creación de una ‘oferta’: oficios que sirvan de empleos transicionales, como primer paso hacia la integración de los jóvenes a la sociedad productiva, reemplazando el planteamiento asistencialista por uno solidario de acompañamiento, seguimiento y continua medición.