22 de Feb de 2020

Economía

7,571 permisos de trabajo para extranjeros a junio

Colombianos, nicaragüenses, dominicanos y venezolanos lideran la lista. El Mitradel aprobó 3,354 permisos más que de enero a junio de 2014

Crecen los permisos laborales para extranjeros. De enero a junio de 2014, el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) otorgó 7,571 permisos a extranjeros para trabajar en Panamá, lo que representa un incremento de 44.3% al compararle con igual periodo de 2013.

La cifra alcanzada es mayor en 3,354 permisos, en relación al primer semestre del año pasado, cuando el Mitradel aprobó 4,217 permisos.

Entre los factores que impulsaron ese incremento están el proceso de regularización migratoria extraordinaria ‘Panamá Crisol de Razas’, una iniciativa gubernamental liderada por el Servicio Nacional de Migración, así como la llegada de sedes de empresas multinacionales, entre otros.

La lista de los permisos según la nacionalidad está liderada por los colombianos, le siguen en número nicaragüenses, dominicanos y venezolanos.

Según el artículo 17 del Código de Trabajo, ‘todo empleador mantendrá trabajadores o extranjero de cónyuge panameño o con diez años de residencia en el país en proporción no inferior al 90% del personal de trabajadores ordinarios, y podrá mantener personal extranjero especializado o técnico que no exceda del 15% del total de los trabajadores’.

CONSIDERACIONES

Adolfo Quintero, expresidente del Colegio Nacional de Economistas de Panamá, atribuye a tres factores el incremento en la aprobación de los permisos laborales para extranjeros. Primero, el crecimiento económico del país atrae a los extranjeros que están en busca de mejores oportunidades. Segundo, el país requiere de mano de obra calificada, comúnmente conocidos como expatriados que son importados, debido a que en el país no existe su especialización. Y el tercer factor es el manejo del dólar, que es un imán para muchos extranjeros, quienes deciden establecerse en el país.

Quintero recordó que Panamá goza de una de las tasa de desempleo más bajas de la región (4.3%); sin embargo, aclaró que el país también mantiene un crecimiento económico envidiable; es decir, que la demanda de trabajadores es constante, situación que es aprovechada por los extranjeros que buscan esas oportunidades de ganarse su vida honradamente.

Por su parte, Juan Jované, economista y activista social, considera que ‘Panamá es un país de oportunidades donde llegan inversionistas a establecer sus negocios, y ellos mismos se convierten en sus propios jefes. Además, está el caso de las empresas multinacionales y las que tienen una oficina en su país de origen’.

No obstante, Jované recalcó que hay un grupo vulnerable de trabajadores extranjeros, como los migrantes. ‘Este grupo muchas veces no recibe seguridad social por laborar ilegalmente’.