25 de Feb de 2020

Economía

Economía de EE.UU. se acelera a junio de 2014

El desempleo se ubicó en 6.2%, la inflación es de 2% en un año, las tasas se mantienen bajas desde el 2008

Economía de EE.UU. se acelera a junio de 2014
El índice de precios al consumidor aumentó 0.1% en julio.

La actividad económica de Estados Unidos se aceleró notablemente en el segundo trimestre, pero la inflación se mantuvo moderada y el índice de precios al consumidor subió un 0.1% en julio, según informó ayer el Gobierno.

La inflación ha sido de un 2% en un año y el ritmo de inflación en julio fue el más lento en cinco meses, lo cual indica que las presiones de los precios siguieron siendo moderadas. Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente en julio fue del 0.1%, y del 1.9% en los últimos doce meses.

El Departamento de Trabajo informó, asimismo, que las remuneraciones de los trabajadores, ajustadas por la inflación, se mantuvieron sin cambios por segundo mes consecutivo, y han estado estancadas o han bajado durante cinco meses consecutivos.

En los últimos doce meses las remuneraciones ajustadas por inflación han subido apenas un 0.3%. Esto confirma lo que ha ocurrido desde que Estados Unidos salió de su Gran Recesión hace cinco años: no existe una presión inflacionaria por el lado de los sueldos.

El desempleo estuvo en el 6.2% el mes pasado y, aunque la economía ha estado añadiendo puestos de trabajo durante casi cinco años, lo hace a un ritmo insuficiente para recuperar los empleos perdidos en la recesión, y al mismo tiempo absorber el contingente de nuevos trabajadores que se suman al mercado laboral.

En gran parte los ‘nuevos empleos’ son de tiempo parcial, sin beneficios como seguro médico o vacaciones pagadas, lo cual mantiene los sueldos a la zaga de los precios, y a los consumidores cautelosos en sus compras.

En julio, según el gobierno, la demanda de los consumidores, que en Estados Unidos representa más de dos tercios de la actividad económica, se mantuvo sin cambios. La semana pasada el gobierno informó que el índice de precios al productor (IPP) subió un 0,1% en julio, con lo que ha aumentado un 1,7% en los últimos doce meses.

Ambos índices de precios muestran que la inflación permanece incluso por debajo de los niveles que la Reserva Federal considera aceptables y saludables para la economía del país.

El Banco Central estadounidense considera la inflación subyacente como una medida más acertada de lo que ocurre con los precios y el informe de ayer valida la política de retiro gradual de los estímulos monetarios que la Reserva Federal completará hacia octubre.

En 2012 la Reserva Federal inició un programa de adquisición de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios por valor de 85 mil millones de dólares anuales. Uno de los propósitos del canje de bonos de corto plazo por otros de largo plazo era, precisamente, asegurar a los inversionistas que la inflación se mantendría moderada.

El banco central ha ido reduciendo su programa de estímulo.