Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Economía

Ferrari sobrevive al auge inmobiliario que vive Seattle

Un grupo de desarrolladoras se han tomado algunos vecindarios históricos y los han reconstruido

Ferrari sobrevive al auge inmobiliario que vive Seattle
El ‘boom’ de la reconstrucción ha llevado a Seattle a proyectarse de manera diferente.

Un indicio del auge inmobiliario urbano de Seattle es que el único salón de exposición de vehículos que queda en la zona llamada Auto Row es el de la concesionaria Ferrari. El resto desapareció para ceder paso a nuevos desarrollos.

La serie de restaurantes, tiendas y apartamentos que se han instalado desde que Liz Dunn terminó su primer proyecto en el vecindario hace 13 años ha contribuido a la recuperación de Capitol Hill, uno de los distritos más antiguos de la ciudad, dijo Tino Perrina, propietario de Ferrari Maserati de Seattle. ‘Ella fue el primer impulso’.

Dunn forma parte de un grupo de desarrolladoras, entre quienes se cuentan Lisa Picard, de Skanska USA, y Ada Healey, de Vulcan Inc., que transforman barrios históricos o crean vecindarios nuevos cerca del centro urbano en el marzo del mayor auge de la construcción en Seattle en 30 años. La construcción crece para seguir el ritmo de empleadores como Amazon.com Inc., que contratan personal y suman espacio de oficinas —y crean, por lo tanto, una necesidad de viviendas— cerca del centro de la ciudad.

‘Aún resulta raro ver mujeres en el desarrollo de bienes raíces’, dijo Jim Castanes, el fundador de Castanes Architects de Seattle. ‘Ahora son muchas más las mujeres que ingresan a este ámbito, pero muy pocas llegan a la cima, como lo han hecho Liz, Lisa y Ada’.

Si bien sus abordajes son diferentes, su impacto subraya los cambios que se han producido en la ciudad que tiene el crecimiento más rápido entre las 50 más grandes de los Estados Unidos. Los alquileres residenciales subieron 13% en dos años y la mediana de los precios de las viviendas aumentó 12% en uno, con lo que llegó a 517,000 dólares en septiembre, ocho veces la mediana de los ingresos familiares de 2012 y mucho más que el ratio de tres veces que se considera accesible.

Poner freno al desarrollo, como han sugerido algunos críticos, no haría más que exacerbar los problemas de acceso, dijo Picard, que tiene 46 años. La construcción continuará ‘a menos que descubramos cómo evitar que Seattle sea un lugar atractivo para vivir’.

SENDA PARA BICICLETAS

Picard, la ejecutiva de desarrollo de la Costa Oeste de la mayor compañía constructora escandinava, inició su primer proyecto para Skanska en agosto: una nueva sede para la compañía fabricante de calzado para correr Brooks Sports Inc. La división de Berkshire Hathaway Inc. se trasladó a Seattle luego de 20 años en los suburbios Ahora, Picard está desarrollando un edificio de oficinas de 14 pisos en South Lake Union que prealquiló Tommy Bahama Inc., la firma minorista de Seattle conocida por sus camisas de estilo hawaiano.

‘Entendió nuestra marca de inmediato’, dijo Weber, que empezó a buscar un lugar en la ciudad en 2010 luego de que el crecimiento de Brooks hiciera necesario un espacio más grande que el que tenía en Bothell, Washington. Brooks tiene casi 600 empleados, unos 260 de los cuales trabajan en su sede, y tendrá este año ventas de alrededor de 540 millones dólares.

MELROSE MARKET

Dunn, que tiene 50 años, es famosa en Seattle por la conversión en 2010 de un viejo garaje de autos en un extremo de la zona céntrica en un mercado de estilo europeo que cuenta con una carnicería local, un local de venta de mariscos, bar, florista y el restaurante Sitka Spruce. Dunn trabajó con el desarrollador Scott Shapiro y tomó como modelo para Melrose Market lugares como el Borough Market de Londres y la rue de Buci de París.

‘Ni siquiera recuerdo cuánta gente habla de crear el próximo Melrose Market’, dijo Bryce Phillips, fundador y máximo responsable ejecutivo de Evolution Projects, una firma de desarrollo de Seattle entre cuyos trabajos se cuentan el Fremont Collective Restaurant, un complejo de comercios minoristas y parque de patinaje ubicado una cuadra al norte de la nueva sede de Brooks.

El último proyecto de Dunn, que está previsto que se inaugure en enero, es un edificio de oficinas de siete pisos llamado Chophouse Row. Tiene en la parte media un pasaje con comercios que da a un patio al que puede accederse por las avenidas 11 y 12.