Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Economía

Ponen freno al sector construcción

El MIVIOT y la Alcaldía de Panamá tienen un consenso de no otorgar ningún permiso de desarrollo en la zona de bahía de Panamá

Ponen freno al sector construcción
Vista de la ciudad de Panamá, en donde se mezclan edificios y ostentosas residencias que se toman parte del lecho marino.

El sector construcción no llegará a las expectativas de crecimiento trazadas de un 14% de este año, según asegura la Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

Hasta el mes de octubre, a nivel de proyectos en ejecución se ha estado en crecimiento, pero se ha tenido una baja del 30% en los permisos de construcción por la lentitud en las aprobaciones de los permisos correspondientes, señaló Roderick McGowen, presidente de la Capac.

Para el año 2013, la empresa privada impulsó 1,200 millones de dólares y se tenía previsto crecer un 14% más para el 2014. Ellos estiman llegar hasta un 10% y 12%.

McGowen expresa que entienden que los retrasos en la expedición de permisos se debe a la transición de gobierno y a la falta de comunicación entre las entidades que no tienen las reglas claras.

Pero dijo que la situación es más grave. Informó que la Dirección de Obras Municipales de la Alcaldía de Panamá ha estado rechazando documentos que tienen que ver con la norma de seguridad (del NFPA 101), relacionados con los rociadores, escaleras, sistema de gas, en donde los bomberos son los responsables.

McGowen mencionó también que en la Asamblea Nacional se promueven proyectos de ley que afectan a la industria de la construcción y que no están siendo consultados con el sector.

Por ejemplo, el anteproyecto que protege los manglares de la bahía de Panamá tendría un fuerte impacto en el mercado de la construcción porque toca áreas cercanas a unos 15 anteproyectos aprobados, de residenciales y de infraestructura, ubicados desde Costa del Este hasta Pacora, un sector residencial que está creciendo.

Consultada sobre esta situación, la vicealcaldesa Raisa Banfield señaló que todo es parte de un plan de revisión y adecuación de las normas de seguridad y de construcción en el país.

Hace 20 años, la ciudad de Panamá tenía usos de baja y mediana densidad, pero con el boom inmobiliario se impulsaron cambios de usos de suelo de residenciales a alta densidad (edificios) sin mayores costos económicos para quienes han recibido el beneficio. ‘El reto está en que hay que adecuar la infraestructura a los cambios que ha venido enfrentando la ciudad’, dijo

En cuanto al retraso de los trámites de aprobación, la demora está relacionada con una evaluación de la norma de seguridad del NFPA 101.

Los rechazos de aprobación de anteproyectos están relacionados con la evaluación del área de la bahía de Panamá.

Será hasta mediados del próximo año que se podrá tener resultados de esta evaluación.

Banfield explicó que se tiene un consenso entre el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y la Alcaldía de Panamá para no otorgar permiso de desarrollo en la zona de la bahía de Panamá hasta que no se termine la revisión.

Hay proyectos que no se podrán desarrollar completamente, porque no se puede ver el área como un lote, sino como un ecosistema que es impactado por varios proyectos rellenos a la vez.

‘No puedo decir ni una cosa ni la otra, todo está en estudio porque aún no sabemos si se van a cancelar los permisos. Pueden pasar muchas cosas, tal vez se construya una parte de los proyectos’, dijo la vicealcaldesa.