Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Economía

EEUU presiona por los ‘airbags’ de Takata

Alrededor de 16 millones de vehículos en todo el mundo, de ellos 10 millones en Estados Unidos, han sido llamados a revisión

EEUU presiona por los ‘airbags’ de Takata
Hiroshi Shimizu, presidente de Takata.

En los próximos días, Takata y los fabricantes de automóviles en Estados Unidos afrontarán una mayor presión de las autoridades estadounidenses para solucionar los problemas con los airbags de la compañía japonesa de equipos para el automóvil.

Takata está bajo el microscopio de la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) y de los políticos estadounidenses que la semana pasada forzaron a los ejecutivos de la compañía a comparecer en el Congreso para explicar los problemas con los airbags .

Alrededor de 16 millones de vehículos en todo el mundo, de ellos 10 millones en Estados Unidos, han sido llamados a revisión para sustituir sistemas de airbag defectuosos que pueden explotar y convertir en proyectiles mortales pequeñas piezas de metal.

En Estados Unidos, las autoridades creen que al menos cinco personas han muerto a consecuencia del problema con los airbags de Takata, instalados en muchos de los vehículos de los principales fabricantes.

El pasado jueves, durante una comparecencia ante el Comité de Comercio del Senado, el vicepresidente de Calidad Global de Takata, Hiroshi Shimizu, reiteró la explicación oficial de la compañía de que el problema se centra en los aparatos que inflan las bolsas especialmente en condiciones de elevada humedad.

Shimizu se remitió a la información proporcionada por Takata en abril de 2013 a NHTSA en la que señaló que el aparato que infla el airbag frontal del pasajero del vehículo ‘puede producir una presión interna excesiva, causando la ruptura en el momento de activación del airbag ’ en condiciones de alta humedad.