Temas Especiales

17 de May de 2022

Economía

El poder del consumidor

El consumidor debe comprar en lugares cuya política de ventas acepte los cambios

Hoy voy a referirme a un tema que la gran mayoría de las personas no presta atención, o por lo regular, no sabe de la influencia que puede causar en beneficio de los consumidores.

En diferentes ocasiones hemos mencionado en distintos medios que en Panamá no existe el derecho a retracto. Recordemos que este derecho es el que le permite a una persona a cambiar un bien; ya sea porque no le sirvió, porque no le gusta, por no quedarle, etc. De la misma manera hemos dicho que la Ley 45 de 2007 sólo permite los cambios cuando el bien tiene un desperfecto o esté dañado; ya que la normativa en materia de garantía da las formas mediante las que la misma se cumple. Éstas son: el cambio (si el bien no tiene 15 días), la reparación, el cambio (si no se puede reparar) y por último, la devolución del dinero.

Ahora bien existen comercios que dentro de su política de ventas, con el fin de favorecer a los consumidores, permiten los cambios ciertos días y a ciertas horas. Este tipo de prácticas se convierte en obligación para ambas partes y son de obligatorio cumplimiento para los proveedores.

Conociendo lo antes mencionado es de importancia que los consumidores ejerzan su poder y, a la vez, tengan la obligación de ser responsables en los lugares donde van a comprar. Una idea práctica es que el consumidor decida siempre comprar en lugares en donde su política de ventas acepte los cambios. Del mismo modo, es importante que los consumidores comprendan que si van a realizar compras de regalo en un establecimiento que no admite retracto en los bienes, debe comprar certificado de regalo, para que la persona que recibe el obsequio pueda escoger lo que quiera, se lo pueda medir y decidirlo a su gusto; ya que no lo podrá cambiar.

El fin de semana pasado hemos visto la gran confusión que tiene la ciudadanía con respecto a estos temas y, por esta razón, es que la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) hace esfuerzos enormes en la divulgación, orientación y educación de los mismos, para que los consumidores puedan conocer las herramientas con que cuentan a la hora de tomar decisiones de consumo.

En resumidas cuentas nosotros, los consumidores debemos favorecer a los comercios que tengan buenas prácticas de venta y, a la vez, divulgar a través de cualquier mecanismo las injusticias que recibimos a veces de muchos comercios. No se pueden imaginar el poder de un consumidor en una red social o a través de un Twitter, al manifestarle a toda la red si ha sido maltratado o mal atendido.

Por lo tanto ejerzamos este poder y ayudemos a los demás a no ir a los lugares que no nos favorecen. El comercio le teme más a este tipo de acciones que a las mismas multas. Hagámoslo, recordando siempre que un consumidor informado tiene poder.

ADMINISTRADOR GENERAL DE LA ACODECO