Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Economía

Una economía que se orienta hacia los bienes y servicios

Chile busca diversificar sus exportaciones para impulsar el crecimiento económico, que experimenta los niveles más bajos en tres años

Chile esta apostando a los servicios para diversificar su economía y aumentar las exportaciones en un momento donde su crecimiento económico marcha al menor ritmo en los últimos tres años.

El sector servicios es un área que puede ser considerada como un motor de empleo de alto valor agregado, explicó Osvaldo Marinao Cáceres, jefe del departamento comercial de servicios de la Agencia de Promoción Comercial de Chile (Pro Chile). Este sector aporta mil 190 millones de dólares al Producto Interno bruto (PIB) de este país..

Y Chile en las últimas décadas ha alcanzado experiencia y conocimientos en una gama de servicios que van desde los educacionales, tecnológicos, medioambientales, arquitectónicos, biotecnológicos hasta los de ingeniería, que muy bien podrían convertirse en el nuevo motor de crecimiento de este país, cuya economía esta centrada en un 49% en la exportación del lingote de cobre.

En el área de educación, el país esta ofreciendo oportunidades a los estudiantes extranjeros que buscan una alternativa para proseguir o perfeccionar sus estudios profesionales, explicó Karol Trautmann, directora de la Universidad Técnica Federico Santamaría, en Valparaíso, Chile.

Las estimaciones de ProChile indican que este servicio aporta anualmente 150 millones de dólares al PIB por los ingresos que dejan los estudiantes en alimentación, útiles de estudio, vestuario, alojamiento, turismo y transporte, entre otros.

El país, además, cuenta con universidades de excelencia que lo convierten en una buena opción para estudiar. De acuerdo al ranking de 2013 del QS World University, empresa británica especializada en investigación sobre enseñanaza superior, 13 universidades chilenas se encuentran entre las 100 mejores de América Latina, destacándose entre ellas la Pontíficia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Chile.

Otra área que busca potenciar este país es su arquitectura, como un servicio de calidad, que responde y se adapta a una gran calidad de climas y paisajes y se propone dar respuesta a los desafíos medioambientales y a la seguridad antisísmica.

A la arquitectura hay que sumarle la ingeniería. Este sector se encuentra entre los cuatro principales exportadores de servicios del país con envíos por 129 millones de dólares.

La mayor parte de las exportaciones de ingeniería corresponden a servicios para la industria minera y la industria del papel de celulosa. En los últimos quince años se ha exportado servicios de ingeniería de consulta a más de 20 países.

MEDIO AMBIENTE

Una oferta ambiental enfocada en la gestión de los desechos, la contaminación del aire, los problemas del agua también está dentro del paquete que busca impulsar ProChile para diversificar la economía del país.

De hecho ya hay mercados que están apostando a este servicio: Estados Unidos y América del Sur.

La industria ambiental chilena representa el 1.7% del PIB de Chile, aportando 3,400 millones de dólares, dándole trabajo a 28,700 trabajadores, según el estudio Chile Environmental Industry 2011’, del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico.

El año pasado los bienes y servicios ambientales exportados sumaron 66 millones de dólares. Esta industria ha surgido como una respuesta a cuidar el medio ambiente de un país donde el desarrollo minero es la principal actividad.

LA ECONOMÍA CHILENA

La propuesta chilena para transformar su economía ha surgido en un momento donde se estima que el país sólo crecerá 1.9% este año, desde el 5.3% promedio que experimentó en los cuatro años previos. Ante el deterioro que experimenta la economía, ProChile está impulsando el sector servicios a fin de no obligarla a centrarse en el principal producto de este país, el cobre que representa el 49% de las exportaciones.

Los principales destinos de las exportaciones chilenas son China (19,089 millones de dólares), Estados Unidos (9,731 millones de dólares), Japón (7,577 millones de dólares), Brasil (4,427 millones de dólares), Corea (4,207 millones de dólares) y Holanda (2,513 millones de dólares). Un 93% del intercambio comercial chileno se realiza con estos países.

Durante el 2013, las exportaciones totales del país sudamericano sumaron 76,684 millones de dólares. De este total el 49% es aportado por la industria minera ligada al cobre. El PIB del país sumó 277 mil millones de dólares en 2013.