Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Economía

Gobierno y sector privado, distantes de llegar a acuerdo

La Asociación de Propietarios de Inmuebles mantiene su propuesta de eliminar el impuesto de 2.10%

Gobierno y sector privado, distantes de llegar a acuerdo
Sector privado señala que la negociación se desarrolla bajo un clima positivo.

El diálogo sobre los reavalúos de las propiedades y el impuesto de inmueble entre el gobierno y el sector privado continúa sin acuerdos.

En el encuentro, el sector privado mantiene su posición para que se suspenda el reavalúo a las propiedades que aplicó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a finales del gobierno de Ricardo Martinelli, bajar la tasa del impuesto de inmueble y aprobar una metodología ‘razonable’ para valorar las propiedades y evitar que estos procesos estén sujetos a la subjetividad de la empresa o experto que realiza estos cálculos.

La Asociación de Propietarios de Inmuebles (API) se mantiene firme en su propuesta de que disminuya el actual impuesto de inmueble de 2.10% sobre el valor catastral de las propiedades y ubicarlo en 0.25%.

Pedro Rueda, representante de la API, planteó la necesidad de eliminar los avalúos existentes que están afectando alrededor de 2,500 fincas concentradas en ciudad capital.

‘El gobierno señala que el impuesto pagado por estos contribuyentes al 2.10% del valor catastral, quedará como un crédito a favor del contribuyente, pero preferimos que sea entregado en efectivo’ dijo Rueda.

Opinión compartida tiene Fernando Aramburu, expresidente de Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), quien manifestó que es necesaria la derogación de todos los reavalúos realizados en 2012 y 2013 por agentes privados durante el gobierno anterior.

‘Es necesaria la revisión de la tasa del impuesto a una más competitiva y la revisión del método de ajuste del valor catastral de los inmuebles para que sea menos subjetivo y se ajuste a los parámetros establecidos en la ley’, puntualizó Aramburu.

Al respecto, Publio Cortés, director general de Ingresos y representante del gobierno en el diálogo, fue claro al enfatizar que es necesario que esos ajustes no causen impactos sobre la recaudación global del impuesto de inmueble ‘porque esos recursos serán la savia financiera que dará vida a la descentralización municipal’.

No obstante, el funcionario está de acuerdo en que se haga justicia eliminando los reavalúos que han causado polémica.

Adolfo Linares, abogado tributarista, señaló que de lograrse ubicar el impuesto en 0.25% sobre el valor catastral y el MEF adecúe su sistema de cobros, se lograría recaudar la misma cantidad o más de lo recaudado con el impuesto de 2.10%.

Linares explicó que el sistema de cobros que maneja el MEF es ineficiente, lo que ha causado grandes desaciertos, ya que solo posee en su base de datos el 10% de los contribuyentes en impuesto de inmuebles y el 90% restante, no existe.

La viceministra de Economía, Eyda Varela de Chinchilla, prefirió no dar mayores detalles sobre las negociaciones y señaló que es preferible esperar el consenso del gobierno con el sector privado y público. ‘La próxima reunión se dará el 19 de marzo, donde esperamos lograr un avance significativo, para concluir con el tema’, manifestó Chinchilla.

A finales del gobierno de Ricardo Martinelli, el MEF aplicó aumentos a los valores catastrales de las propiedades residenciales y comerciales. No tardó mucho para que la presión pública obligara al gobierno a realizar un diálogo, por considerar los aumentos excesivos y subjetivos.

Según cifras del MEF durante el 2014, el impuesto de inmueble recaudó $175 millones.