Temas Especiales

19 de Oct de 2020

Economía

GUPC marca el inicio del tercer arbitraje

La Autoridad del Canal de Panamá elevó a un arbitraje internacional el reclamo de GUPC relacionado a los sobrecostos del basalto y la m...

GUPC marca el inicio del tercer arbitraje
El contrato inicial para el diseño y construcción de las esclusas era de $3,100 millones.

Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC) marcó el inicio del tercer arbitraje internacional con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) al elevar el reclamo del remanente no aprobado por la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) en su último veredicto acerca de sobrecostos incurridos en el basalto y en la mezcla de concreto.

El fallo del DAB reconocía que la ACP debía pagar $233 millones de los $463 millones solicitados por GUPC. El contratista solicitó un arbitraje internacional por $345 millones, que incluyen los $230 millones que no se reconocieron y los 89 días de extensión en el tiempo de entrega de la obra que no se otorgó, lo que eleva la cifra a $345 millones.

La mala calidad del basalto y el retraso atribuido a la ACP en la aprobación de la mezcla de concreto que se utiliza en la obra fueron el detonante para que GUPC elevara su queja, de la primera instancia de resolución de conflictos, que es la ACP, a la segunda instancia, que es el DAB.

El contrato entre el consorcio a cargo del tercer juego de esclusas y la ACP establece tres instancias para la resolución de conflictos, las dos antes mencionadas y la tercera que es la Cámara Internacional de Miami, donde el proceso inicia de cero.

ARBITRAJES ACTUALES

El primer caso llevado a un arbitraje internacional es el de la ataguía y dragado del Pacífico por un monto de $180 millones. Este reclamo fue fallado por el DAB a favor de la ACP, por lo que GUPC (que inicialmente había solicitado $120 millones) aumentó su queja en $60 millones para llevarla a la Cámara de Comercio Internacional de Miami.

El segundo arbitraje corresponde a los $233 millones que la ACP ya canceló a GUPC a raíz del fallo del DAB, con el que la administración de la vía interoceánica espera resarcir los efectos del veredicto, que elevan el costo de la ampliación por encima del precio inicial estimado en $5,250 millones. Y el tercer arbitraje es por el remanente de dinero y tiempo que no le reconoció el DAB a GUPC.

En una entrevista previa a La Estrella de Panamá , la encargada de las obras de ampliación por parte de la ACP, Ilya Espino de Marotta, dijo que este proyecto puede soportar los sobrecostos, porque el plan maestro contemplaba distintos escenarios y se tomó en cuenta el retorno de la inversión; no obstante, dijo que el estimado de costo más correcto serían los $5,250 millones divulgados inicialmente.

‘No tengo la cifra exacta de cuánto ha aumentado el contrato de GUPC, pero podría andar entre los $3,300 y $3,400 millones, incluyendo los $233 millones fallados a favor de GUPC’, reiteró.