Panamá,25º

14 de Nov de 2019

Economía

Cucalón: "Dulcidio aprobó Cobranzas del Istmo"

La Contraloría deberá verificar que el cobro a una entidad propiedad del Estado estuviera contemplado en el contrato de Cobranzas del Istmo

Entre noviembre de 2013 y julio de 2014, la empresa Cobranzas del Istmo recibió $21.8 millones en comisión por tramitar el pago de una cuenta morosa de $72.8 millones que mantenía Tocumen, S.A, empresa que administra la principal terminal área del país y cuyas acciones pertenecen, en un 100%, al Estado panameño.

Publio Cortés, Director General de Ingresos (DGI), dio la voz de alerta el pasado viernes 20, durante una conferencia de prensa convocada para informar sobre las recaudaciones de los dos primeros meses del año 2015.

‘Investigaciones preeliminares nos indican que Cobranzas del Istmo obtuvo comisiones por el trámite de las cuentas pendientes de Tocumen, S.A.’, señaló Cortés durante la conferencia.

La Estrella de Panamá conoció que la deuda morosa de Tocumen, S.A., con el Estado correspondía al pago de Impuestos de Traslado de Bienes Materiales y Servicios (ITBMS), Impuestos Sobre la Renta e Impuestos Inmuebles de periodos fiscales anteriores a 2013. Por esta gestión, Cobranzas del Istmo cobró un 30% del dinero que recuperó para la antigua Autoridad Nacional de Ingresos Públicos (ANIP), dirigida por Luis Cucalón.

Cortés explicó que ya la información fue entregada a la Contraloría, que deberá incluirla en una auditoría que se le adelanta a Cobranzas del Istmo para determinar su apego al contrato firmado con el Estado para actuar como ‘gestor del cobros’ de cuentas morosas.

El abogado panameño, Adolfo Linares señaló que Cucalón ‘siempre se jactó de ser un hombre inteligente y sagaz. ¿Cómo se explica, entonces, que haya aceptado que una empresa privada cobrara comisiones por recuperar los impuestos adeudados por una entidad estatal, cuando esto podría resolverse con una llamada telefónica?’.

A jucio del jurista, la única explicación lógica, aunque no le consta ‘es que tenía interés en Cobranzas del Istmo’.

A Guido Rodríguez, fiscal de cuentas, se le hace ‘curioso’ que Cucalón haya incluido dentro de las ‘cuentas díficiles de cobrar’ a una empresa estatal.

Por su parte, Cucalón señaló que las cuentas superiores a los $50 mil en saldos para el 2012 y con más de 13 meses de morosidad eran remitidas de forma automática a Cobranzas del Istmo. También indicó que, cuando llegó al puesto de jefe de la ANIP, encontró más $7 mil millones en cuentas morosas. Entre tantos deudores, dijo, no se dio cuenta de que en la lista de cobros estaba incluida Tocumen, S.A.

COBROS PRIVADOS

En octubre del año pasado, la DGI anuló el contrato entre el Estado y Cobranzas del Istmo, alegando que era inconstitucional (artículo 42 de la Constitución) que una empresa privada manejara información sobre los contribuyentes.

El contrato exclusivo para actuar como ‘gestor de cobro’ para la recuperación de la morosidad tributaria había sido firmado el 25 de agosto de 2010 y, además, establecía que la comisión que recibía la empresa privada aumentaba de acuerdo con la antigüedad de la cuenta morosa.

"Todo lo respectivo a Cobranzas del Istmo se aprobó cuando Dulcidio era mi jefe directo"Luis Cucalón - Exdirector de Ingresos

A esto, Cucalón aseguró que la ley que permitió la tercerización de los cobros fue propuesta por ‘el entonces viceministro de Finanzas Dulcidio De La Guardia, y el exministro de Economía y Finanzas Alberto Vallarino, en 2009’.

‘Todo lo de ‘Cobranzas del Istmo’ se aprobó y revisó en el 2010, cuando Dulcidio era mi jefe directo ’, en la administración del expresidente Ricardo Martinelli, añadió Cucalón.

‘Dulcidio hace ver que yo hice la ley cuando yo no era miembro del Gabinete’, concluyó el exfuncionario.

La antigua ANIP le pagó a esta empresa privada $30 millones por recuperar impuestos morosos en la primera mitad del año pasado. La cifra representa un aumento de las comisiones de 218% con relación al año 2013, cuando Cobranzas del Istmo obtuvo $9.8 millones.

El Fiscal de Cuentas advirtió que, si la Contraloría determina que la empresa privada incurrió en una lesión patrimonial, este despacho abrirá una investigación.