Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Economía

Camipa solicita creación de una autoridad minera

Otros países del continente, como Chile y Bolivia, han establecido autoridades o ministerios mineros

Camipa solicita creación de una autoridad minera
El 53% de las ganancias de la minería se quedan en el país, según la Cámara Minera de Panamá.

La Cámara Minera de Panamá (Camipa) solicitó al Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) la apertura de una autoridad minera para que se separe de la entidad, una iniciativa que fue negada sin explicaciones para Zorel Morales, presidente de la junta directiva de la organización.

‘La institucionalidad de la actividad minera es importante, ya que es un sector en crecimiento cuya inversión privada habrá superado los $6,000 millones para el 2016', dijo Morales.

El objetivo principal de la nueva autoridad sería administrar los recursos mineros, ofrecer asistencia técnica, fiscalización y vigilancia de las obligaciones de las empresas involucradas en la actividad, entre otros.

Actualmente, la Dirección Nacional de Recursos Minerales, en el MICI, tiene, entre otras, la función de asesorar al Ejecutivo en la estructuración y programación de los planes de desarrollo de la política minera nacional, otorgar, suspender y cancelar las concesiones de exploración, explotación, beneficio y transporte de minerales metálicos y no metálicos, inspeccionar, vigilar y fiscalizar las operaciones mineras y el cumplimiento de las obligaciones que emanan de las concesiones mineras.

Otros países del continente, como Chile y Bolivia, han establecido autoridades o ministerios mineros, por la necesidad de manejar cautelosamente la actividad.

En Panamá, el sector minero mantiene pilares estables de crecimiento y se espera que cuando comiencen a operar las plantas represente arriba del 10% del Producto Interno Bruto, acotó Morales.

Hoy las empresas aportan regalías de 5%, en el caso del cobre, y 4% en el oro, lo que será un importante ingreso al Estado, sumando el pago de salarios, impuestos y utilidades, lo que significa que casi el 53% de las ganancias de la minería se queda en el país, según datos de la Camipa.