25 de Feb de 2020

Economía

Los hispanos del congreso adoptan una posición trivial

Pero pensé que lo que sus electores temían realmente es que ustedes quizás nunca dejaran sus cargos

SAN DIEGO- Estimados Miembros del Comité Hispano del Congreso: Gracias por concentrarse en la controversia de Donald Trump como presentador de ‘Saturday Night Live'—y convertirlo en un caso federal.

A menudo critiqué a los 26 miembros de su comité por no realizar su trabajo, por adorar el altar de la reelección, colocar sus propios intereses por encima de los de sus electores, y apoyar al partido en detrimento de su gente. Ustedes son primero demócratas y después hispanos.

Puesto que cobran un salario anual de $174.000 para trabajar un promedio de 137 días legislativos al año, a menudo señalé que—como ninguno de ustedes escribirá la Gran Novela Estadounidense ni creará el próximo Google—éste es el mejor trabajo que jamás tendrán. No es de extrañar que quieran mantenerlo tan desesperadamente.

Eso ya es agua pasada. Aunque a veces me pregunto si tienen algo para contribuir, estoy sumamente contento de que se hayan unido al coro de grupos hispanos que están pidiendo a NBC que ‘saquen a Trump' de ‘SNL'.

Y vaya declaración publicaron: ‘Los comentarios racistas de Trump y su continua retórica que demoniza a los latinos y a los inmigrantes han creado temor en el seno de estas comunidades en todo el país, muchas de las cuales están representadas en el Congreso por miembros del Comité Hispano del Congreso'.

Todo eso es cierto. Pero pensé que lo que sus electores temían realmente es que ustedes quizás nunca dejaran sus cargos. La declaración siguió: ‘Por lo tanto, se resuelve que el Comité Hispano del Congreso haga un llamamiento a NBCUniversal, Broadway Video y al Productor Ejecutivo de ‘SNL', Lorne Michaels, para des-invitar al Sr. Trump como presentador de ‘Saturday Night Live' porque el racismo no es divertido'.

No, no lo es. Y tampoco lo es un liderazgo débil. Lo que fue realmente grandioso fue la manera en que ustedes entraron lentamente en la reyerta. Algunos valientes, como Félix Sánchez, co- fundador de National Hispanic Foundation for the Arts, comenzó a presionar a NBCUniversal para que sacaran a Trump poco después de que anunciaran el 13 de octubre que el multimillonario presentaría ‘SNL'. Estoy seguro que Sánchez podría haber usado su apoyo desde el principio. Pero fueron suficientemente listos para esperar—hasta justo unos días antes de que el programa saliera al aire— para brindar su voz a la causa. Imaginen qué nervioso debe haber estado Trump cuando oyó que ustedes estaban pidiendo su remoción mientras se probaba el vestuario y ensayaba su guión. Buena manera de meterse en su cabeza.

Seguro, Eva Longoria —actriz, activista del Partido Demócrata, y co-presidenta de la campaña de reelección del presidente Obama en 2012— defendió el derecho de los productores de ‘SNL' de invitar a quien quisieran para presentar el programa, incluyendo a Trump. Y seguro, el candidato presidencial del Partido Republicano, Marco Rubio —que tiene más motivos que la mayoría de los hispanos para despreciar a Trump, ahora que el magnate de los bienes raíces está tratando al senador de Florida como a una piñata— aconsejó a los latinos que simplemente cambiaran de canal. Pero no se obtiene respeto moviendo el dial. Se lo obtiene presentando exigencias.

Pero, el verdadero motivo por el que estoy tan feliz de que ustedes se hayan unido a más de 40 organizaciones en la campaña para sacar a Trump, que incluyó peticiones en línea con más de 500,000 firmas, es que debe significar que dominaron todos los asuntos y problemas importantes que en frenta la mayor minoría de Estados Unidos. Quiero decir, se verían tontos si encontraran el tiempo para intervenir en una controversia tan trivial sobre un programa de televisión, si no hubieran completado sus deberes legislativos.

Así es que, supongo, que habrán preparado una airada crítica contra el atroz historial de Obama en inmigración, que incluye más de 2,5 millones de deportaciones y la detención de cientos de niños refugiados de América Central en draconianos centros de detención. Y supongo que están listos para combatir al gobierno por su retirada en algo que favoreció a los estudiantes hispanos—los exámenes de alto riesgo ordenados por el gobierno, por los que las escuelas deben rendir cuentas si no han enseñado a los alumnos lo que deberían estar aprendiendo. Y estoy seguro de que estarán preparando un plan económico para ayudar a que los latinos recuperen la riqueza personal que perdieron por las fallidas políticas económicas que vinieron de Washington. Y muero por ver lo que han hecho ustedes en seguridad pública, asistencia médica, creación de empleos, reforma fiscal, seguridad nacional y la multitud de prioridades programáticas para trabajar en las cuales, representando a sus electores, se les paga.

Una vez más, gracias, Comité Hispano del Congreso por asumir la lucha contra Donald Trump y ‘Saturday Night Live'. Alguien tiene que librar las batallas importantes. Y les pagamos para que hagan eso. Nos enorgullecen.

THE WASHINGTON POST

==========

Imaginen qué nervioso debe haber estado Trump cuando oyó que estaban pidiendo su remoción mientras se probaba el vestuario y ensayaba...