Temas del día

28 de Feb de 2020

Economía

Definen plan de acción en cadena agroalimentaria de plátano en Chiriquí

Investigación, comercialización y precio forman parte de los tópicos que analizan los miembros de la cadena agroalimentaria de plátano

Los miembros de la cadena agroalimentaria de plátano trabajan para definir las acciones a tomar y así mejorar la eficiencia y productividad del plátano, siendo una de sus metas la comercialización del producto por peso y no por unidad.

“Hay diferentes variedades, algunas producen plátanos más grandes que otras”, explicó Luis Saldaña, secretario de la Cadena Agroalimentaria de Plátano.

En materia de investigación se contempla la introducción al país de nuevas variedades de plátano como el Censa ¾ y Dominico Harton, que el Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) puede liberar y llevársela al productor al campo para que sea más productivo.

Actualmente la cadena agroalimentaria está trabajando a través de escuelas de campo, que ya iniciaron en Darién, implementando la metodología Aprendiendo- Haciendo, las cuales fueron liberadas por el IDIAP, a las áreas mayormente productivas de éste rubro.

Fenómenos naturales como el cambio climático ha dado lugar para que haya un desabastecimiento de plátano. La cadena agroalimentaria piensa hacer frente a ésta problemática con nuevas tecnologías e investigaciones que haga el IDIAP, y que a su vez los extensionistas las lleven al productor “así lograremos mayor eficiencia en el cultivo de plátano y la sostenibilidad del cultivo”, apunta Saldaña.

Leonardo Marcelino, investigador del IDIAP, señala que “actualmente cuentan con una gama de tecnologías y actividades que se pueden aplicar en distintos ambientes que se dedican al cultivo de plátano”.

“En este momento el IDIAP está en una fase de validaciones donde está tratando que el productor tenga acceso a las tecnologías que se han desarrollado” acotó el investigador.

Las acciones presentes y futuras de investigación están tendientes a generar tecnologías que permitan la adaptación del cultivo al cambio climático y a dar respuestas a algunos problemas como la “Sigatoka negra” a través de la introducción de nuevas variedades.

El investigador señaló que a nivel nacional se cultivan tres variedades, principalmente el Cuerno, Curare enano y FHIA 20, sin embargo comercialmente hay unas 6 variedades incluyendo el Dominico, Cuerno blanco y otras que se siembran en pocas hectáreas pero que suman a la oferta que tiene el productor y el consumidor.

Uno de los principales retos que tiene la cadena agroalimentaria de plátano es lograr la equidad y la sostenibilidad del rubro.