Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Economía

Iberoamérica apuesta por el emprendimiento

Por el fomento de la innovación y el emprendimiento como herramientas complementarias a la educación para el desarrollo de AL

Iberoamérica apuesta por el emprendimiento
Según los expertos, la cultura de la innovación y del emprendimiento requiere un cambio de mentalidad.

La Secretaría General Iberoamericana (Segib) apuesta por el fomento de la innovación y el emprendimiento como herramientas complementarias a la educación para el desarrollo de América Latina, dijo a Efe la titular de ese organismo, Rebeca Grynspan.

‘La cultura de la innovación y la cultura del emprendimiento requieren un cambio de mentalidad, o sea, requieren un cambio cultural en una sociedad y eso está en la base de lo que debemos hacer para cambiar nuestro modelo de producción', manifestó.

Grynspan destacó el peso de la innovación y el emprendimiento en las políticas de la Segib al hacer un balance de la reunión de cancilleres de los países iberoamericanos celebrada el pasado fin de semana en Cartagena de Indias, a la cual asistieron ministros de 12 de los 22 países que integran esta comunidad. ‘La idea es poder tener una sociedad de emprendedores, que no es lo mismo que tener una sociedad de empresarios', expresó la titular de la Segib.

Según Grynspan, el cambio cultural busca que la población, y especialmente los jóvenes, tengan ‘una actitud mucho más creativa, mucho más proactiva', pues en el futuro ‘esta actitud, esta cultura de innovación y emprendimiento va a ser fundamental' para la competitividad de los países.

Según estudios citados por la titular de la Segib, el 7.5% de los universitarios asiáticos estudia en otro país, mientras en América Latina lo hace menos del 1%. ‘América Latina es la región que menos movilidad académica tiene', agregó Grynspan, quien destacó que dos tercios de los universitarios de la región son el primer caso de sus familias que accede a la educación superior y la mayoría no ha salido nunca de su país.

Grynspan señaló que la financiación de la Alianza para la Movilidad Académica debe venir del sector privado y puso como ejemplo al español Banco Santander, que ha comprometido $220 millones para esta iniciativa en un periodo de cuatro años.