Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Economía

Presentan primer proyecto de ley de caridad de China

China planea sacar de la pobreza de aquí a 2020 a todos los residentes rurales que viven por debajo del actual umbral de pobreza

Presentan primer proyecto de ley de caridad de China
Se espera estimular a más ciudadanos y empresas sociales a dedicarse a programas de caridad.

El borrador de la ley de caridad, la primera en regular las actividades caritativas, fue entregado ayer al legislativo nacional de China con el fin de buscar la ayuda de los buenos samaritanos para alcanzar el objetivo de reducción de la pobreza para 2020.

El país espera que la nueva ley estimule a más ciudadanos comunes, empresas y organizaciones sociales a dedicarse a programas de caridad, según dijo Li Jianguo, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), al explicar los detalles del borrador de la ley a los diputados de la APN en la sesión anual del legislativo nacional.

China planea sacar de la pobreza de aquí a 2020 a todos los residentes rurales que viven por debajo del actual umbral de pobreza. La cifra se situó en cerca de 70 millones de personas a finales del año pasado, tomando el estándar de ingresos netos per cápita de 2 mil 800 yuanes (430 dólares) al año.

‘Los programas caritativos son imprescindibles para la lucha contra la pobreza. Aprobar una ley de caridad... ayuda a las fuentes no gubernamentales a trabajar conjuntamente en la toma de medidas específicas para aliviar y eliminar la pobreza y contribuye a lograr el objetivo de construir una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos', señaló Li.

Otra razón importante para elaborar el proyecto es la de atajar deficiencias y problemas en las actividades caritativas, que han aumentando mucho en los últimos años, explicó Li.

El monto de las donaciones a programas de caridad se incrementó de 10 mil millones de yuanes (mil 540 millones de dólares) en 2006 a unos 100 mil millones de yuanes en la actualidad.

Muchas organizaciones de caridad no han establecido métodos de administración interna adecuados ni operan bajo protocolos establecidos, y el sector de la caridad aún no ha desarrollado un mecanismo autodisciplinario, admitió Li.

La nueva ley tiene por objetivo promover la causa y aumentar la concienciación pública, ya que los chinos no están acostumbrados a participar en actividades caritativas.