La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Economía

El 20% de empresas han sido víctimas de delitos en Panamá

Según la Cámara de Comercio, el robo y el hurto fueron los delitos más recurrentes. Le sigue el daño a la propiedad y el fraude

Dos de cada diez empresarios panameños fueron víctimas de al menos un delito durante el 2014 y 2015.

Esto representa el 20% de los empresarios consultados en la primera encuesta de victimización y percepción empresarial de la seguridad que llevó a cabo el Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio.

Para el estudio, realizado del 25 de septiembre al 3 de diciembre de 2015, se entrevistaron 302 empresarios de Panamá, San Miguelito, Colón y Chiriquí.

Según el estudio, el robo y el hurto (86%) son los delitos que más han victimizado al 22% de los empresarios encuestados, pero no son los únicos. También los ha afectado el daño a la propiedad (6%), el fraude bancario (3%), el daño a la propiedad intelectual (16%). (Ver tabla).

Frecuencia

Los empresarios encuestados reportaron haber sido víctimas una vez (37%), de dos a tres veces (37%), de cuatro a cinco veces (8%) y más de seis veces (18%).

Pero lo más grave es la violencia que acompañó a estos casos de robo y hurtos de los que han sido víctimas las empresas panameñas.

Es que en el 70% de los casos hubo violencia, incluso con algún tipo de arma, siendo las más utilizadas las de fuego: en el 53% de los robos el victimario se envalentonó con una pistola o revolver. Otro 18% utilizó un cuchillo. Hubo hasta piedras (2%) y objetos punzocortantes (1%).

Los empresarios también reportaron agresiones y lesiones a causa de los delitos. En el 18% de los casos el personal del establecimiento fue agredido por el o los delincuentes.

Entre los ataques recibido el de mayor incidencia fueron los golpes con la cacha del arma (45%) y las amenazas (16%).

Aunque más de la mitad de los trabajadores golpeados terminaron con moretones (51%), al 7% la agresión le costó la vida. Otro (9%) terminó con cortadas y otro 9% con fracturas.

El documento del observatorio encontró que en su mayoría los delincuentes que acechan a los negocios no actúan solos. Aunque en el 24% de los casos se trató de un solo malhechor, en el 37% el pillo se hizo acompañar por uno o dos compinches.

En otro 14% actuaron entre cuatro y cinco personas y en el 14% hubo más de cinco victimarios.

El 67% de los casos de robo o de hurto ocurrieron dentro del propio local de la víctima. El 33% fue fuera del establecimiento.

El 37% de los empresarios encuestados dijeron que sus negocios sufrieron pérdidas económicas a consecuencia de la fechoría que les afectó.

Cerca de una cuarta parte (24%) dijo que el delito le representó pérdidas entre $5001 dólares a $20 mil. Incluso el 19% perdió más de $25 mil.

A raíz de estas situaciones, los ejecutivos tuvieron que adoptar medidas para reforzar la seguridad.

El 24% dejó de manejar efectivo en las instalaciones de su establecimiento; otro 15% dejó de comercializar o hacer negocios con otras empresa.

El 11 % decidió cancelar planes de crecimiento, mientras que otro 11% canceló rutas de distribución o venta de sus productos.