Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Economía

Educación, punto débil de la economía

El istmo está en la posición 50, por debajo de Chile, país que aunque bajó del puesto 33 al 35, continúa con el índice más alto en la región

La economía de Panamá perdió competitividad este año 2016, al obtener una variación negativa de 1.03% en el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, revela el informe anual.

Según la investigación, entre los 142 países analizados este año, Panamá se ubicó en el puesto número 50 del ranking de competitividad mundial, con un índice de 4,38 puntos, lo que indica que bajó dos puntos respecto a los resultados del año anterior (2015), cuando se ubicó en el puesto 48, con 4,43 puntos.

Por encima de Panamá está Chile, que ocupa el puesto número 35.

Costa Rica (52), México (57) y Colombia (61) también figuran en la clasificación como las economías más competitivas de Latinoamérica.

El Índice Global de Competitividad mide cómo un país utiliza sus recursos y capacidad para proveer a sus habitantes de un alto nivel de prosperidad.

El Banco Mundial aseguró, en un comunicado, que América Latina aparece rezagada frente a otras regiones en los esfuerzos que se requieren para ser más atractiva para las inversiones.

‘América Latina y el Caribe es una de las regiones con los niveles más bajos de mejoría en los últimos doce años', subraya en la nota de prensa del Banco Mundial Rita Ramalho, gerente del proyecto Doing Business (Haciendo Negocios).

Para el financista Allan Corbett, el que Chile tenga una de las economías más competitivas en la región se debe a la calidad de su educación y a sus políticas educativas y de Estado, principalmente.

‘En Panamá, la calidad de la educación se ha ido deteriorando desde hace años. Y todavía no se ha encontrado la forma de corregirlo. Primero hay que comenzar con la base; si no se corrige ahora, seguirá impactando aún más la competitividad del país', advirtió Corbett.

Agregó que en Chile, por ejemplo, para las personas que desean ingresar a la universidad es obligatorio realizar exámenes estatales, y si no logran los puntajes requeridos, quedan excluidos.

‘En Panamá, el negocio de algunas universidades está en el dinero, no en la enseñanza', lamentó.

Por otro lado, mencionó el poco valor que se le da a las carreras técnicas en Panamá, a diferencia de países desarrollados como Japón y Corea, en donde los trabajadores reciben sus salarios en base a su productividad, lo cual, a su vez, ha creado un mundo competitivo. ‘Todo el mundo quiere competir para ganar mejor', subrayó.

Señaló, además, que Panamá perdió puntos este año por no tener una visión de Estado en base a logística. En este sentido, se refirió a la Zona Libre de Colón (ZLC), hoy afectada por el modelo de empresa financiadora de préstamos a otros países y que no se movió al tema de ensamblaje. ‘La ZLC se convirtió en banco y nunca se fue a las maquilas de alta tecnología', dijo el financista.

Para mejorar la competitividad del país, Corbett sugiere, entre otras, la construcción de un tren de carga en el Canal de Panamá y la creación de políticas de Estado a temprano y largo plazo.

En el estudio, Suiza se ubica como el país con la economía más competitiva del mundo.

==========

‘América Latina y el Caribe es una de las regiones con los niveles más bajos de mejoría en los últimos doce años'

RITA RAMALHO

GERENTE DOING BUSINESS DEL BANCO MUNDIAL