Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Economía

‘El MEF se equivoca, yo no firmé querella'

El empresario panameño Julio Lisac sostiene que el Ministerio de Economía lanza una ‘cortina de humo' sobre incumplimientos de la Asep

‘El MEF interpreta equivocadamente que yo soy propietario o representante de la empresa querellante. Yo soy chiricano y mis procesos contra el Estado los ventilo aquí'.

Así de tajante fue Julio César Lisac tras conocerse un comunicado del Ministerio de Economía y Finanzas que daba cuenta, la semana pasada, de que Panamá había ganado un caso interpuesto por el empresario ante un árbitro internacional.

‘Yo no he demandado nada. El arbitraje del que se habla fue interpuesto por Transglobal Green Energy LLC, una empresa americana con sede en Texas y su filial en Panamá Transglobal Green Energy de Panamá. Es una falsedad que yo controle ambas empresas. Yo no soy ciudadano americano, soy chiricano de nacimiento y a mucha honra. No tengo nada que ver con Transglobal Green Energy LLC, ni soy director o accionista ni lo he sido nunca, ni tan siquiera he ido jamás a la sede de esa empresa. No piso suelo americano hace más de 20 años', enfatizó Lisac, que identificó ‘intenciones torcidas' en la comunicación del MEF.

Sobre la filial panameña, aseguró que es director, pero accionista minoritario.

Según el octogenario empresario, que desde hace más de diez años reclama de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos la restitución de una concesión de explotación hidroeléctrica que se le retiró, dice, para entregársela al mexicano Carlos Slim, el MEF quiere distraer la atención sobre el fallo firme a su favor de la Corte Suprema de Justicia.

‘Solo me explico esta intención de hacer daño para perjudicar las demandas que tengo por ejecutar en Panamá', declaró a este diario.

Lisac reconoció que conoce el fallo del arbitraje, que no lo ha leído todo, pero que ya comprobó que no se le menciona en ninguna parte ni se le obliga a pagar ninguna multa. ‘Puedo garantizar que tengo varias sentencias de la corte que me favorecen y no quedan afectadas para nada. La sentencia no la objeto, porque no me compete, pero el comunicado del MEF está lleno de falsedades. Ni controlo Transglobal ni firmo la querella ni soy parte del querellante', añadió.

En su nota de prensa, el MEF aseguró que el Estado panameño había ganado una demanda arbitral presentada por en el Centro de Arreglo de Diferencias de Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial y con sede en Washington.

‘La información está totalmente sesgada y tiene una clara intención de confundir sobre el verdadero fondo del asunto, que no es otro que el incumplimiento por la Asep de la sentencia de 11 de noviembre de 2010 de la Corte Suprema de Justicia, que ordenó reintegrarme la Concesión de mi central Bajo de Mina, lo cual hasta la fecha no se ha hecho', afirmó Lisac. ‘Se trata de una cortina de humo para burlar el embargo contra los bienes de la empresa Ideal', de Slim.

El expediente, apuntó, lo tienen detenido en el Primer Tribunal Superior ‘bajo la excusa de que falta resolver un amparo'.

‘Hemos presentado más de una docena de impulsos procesales y el tribunal mantiene una mora de más de 500 días, cuando el trámite correspondiente al proceso sumario ordena que se falle a los dos días de ordenada la suspensión de la orden del embargo respectivo. Que me venga a mí a hablar ahora el presidente Varela de Justicia y de que el pueblo primero', concluyó molesto Lisac.

==========

COMUNICACIÓN OFICIAL

El arbitraje

En nota de prensa emitida el pasado viernes, el MEF anunciaba que el Centro de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) había emitido un fallo favorable a Panamá ‘en el proceso arbitral promovido por el empresario Julio César Lisac Jimenez, a través de las empresas Transglobal Green Energy LLC y Trasnglobal Green Energy de Panamá, S.A. El Estado panameño basó su defensa en ‘ausencia de inversión, la errónea interpretación de los tratados de protección a las inversiones, la inviabilidad del reclamo, inexistencia de la condición de nación más favorecida y que las sociedades demandantes están controladas por un panameño'.