Temas Especiales

24 de Feb de 2021

Economía

Quiebra mayor operadora de telefonía fija

La deuda de la Oi es la mayor entre las empresas brasileñas que han solicitado la llamada recuperación judicial

La telefónica Oi, mayor operadora de telefonía fija de Brasil, se acogió ayer a la ley de quiebras para poder renegociar con la ayuda de la Justicia su deuda por 65,400 millones de reales (unos $18,685.7 millones).

‘Considerando los desafíos generados por la situación económica financiera de la empresa a la luz del cronograma de vencimiento de sus deudas y las amenazas a sus cofres por inminentes embargos o bloqueos en procesos judiciales, y teniendo en cuenta la necesidad de adoptar de urgencia medidas de protección, la Oi concluyó que la presentación del pedido de recuperación judicial sería la medida más adecuada en este momento', explicó en un comunicado.

La deuda de la Oi es la mayor entre las empresas brasileñas que han solicitado la llamada recuperación judicial, como en Brasil es conocida la ley de quiebras. Hasta ahora la empresa brasileña con mayor deuda que tuvo que solicitar intermediación de la Justicia para renegociar sus obligaciones era la petrolera OGX, que en 2013 se acogió a la quiebra con unos $3,200 millones de pasivos.

Además de ser la mayor operadora de telefonía fija de Brasil, con cerca de 17 millones de clientes, Oi es una de las mayores suministradoras de acceso a internet en banda ancha, la cuarta mayor operadora de telefonía móvil y un importante actor en el mercado de televisión por suscripción. Gran parte de la deuda proviene precisamente de los problemas que le acarrearon su fusión con Portugal Telecom, en 2013 pero liquidada en 2015.