Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Economía

Selección de escuelas, una responsabilidad

Es bueno enfocarse en al menos tres áreas: la económica, el nivel educativo y la calidad de vida

Elegir el colegio o escuela a la cual asistirán nuestros hijos es una decisión impostergable y muchos nos preocupamos desde que nacen en ir buscando cuál es nuestra mejor opción. Hace unas décadas, esto era sencillo, solo había que elegir si se quería que los niños fueran a una escuela católica o no; hoy en día, tiene más aristas y requiere planeación.

Partiendo de la premisa de que queremos que nuestros hijos se gradúen de la escuela en la que los matriculamos por primera vez, es importante seleccionar dos o tres opciones de centros educativos enfocándonos en al menos tres áreas a investigar, tales como la económica, el nivel educativo y la calidad de vida.

El primer aspecto, el económico, consiste en analizar de una manera muy objetiva cuál es el presupuesto con el que cuenta la familia para sufragar costos de matrícula y mensualidad, materias extracurriculares, celebraciones del niño estrella o de la semana, actividades del día de la naturaleza, entre otros.

Si bien es cierto la educación de nuestros hijos es la mejor herencia que les podemos dejar, no menos cierto es que tenemos que planificar los fondos para sus estudios universitarios; por ende, debemos ser cuidadosos en esta selección.

En cuanto al nivel educativo, debemos estar seguros si la escuela tiene la estructura de primaria, premedia y media, qué tipos de bachilleratos ofrece, en qué consisten los planes de estudios asegurándonos que los mismos son aprobados y que el colegio cuenta con la certificación del Ministerio de Educación e investigar si el cuerpo académico es estable o hay mucha rotación.

Para evaluar el aspecto de calidad de vida, debemos considerar la distancia del centro educativo a la residencia familiar, si es una escuela conocida por dejar exceso de tareas o no, en qué estado se encuentran las instalaciones, cuáles son las políticas en cuanto al bulling y discapacidad, cumplimiento con lo prometido en su publicidad y páginas web, si cuentan con equipos de deporte, grupo scout , club de ajedrez, club de teatro.

Es de suma importancia, además de los aspectos arriba desglosados, conocer cuándo inician los procesos de admisión y en qué consisten, cuándo se requiere el pago de la matrícula, si ofrecen descuentos por pronto pago en la mensualidad, conocer de antemano el reglamento de la escuela y si los buses que dan servicio al centro escolar llegan al área donde reside la familia.

Una vez hayamos realizado nuestro análisis y evaluación a conciencia, solo nos queda esperar la confirmación de aceptación, con lo cual inicia otro gran reto, colaborar con el desarrollo integral de los niños siempre vigilantes de que nuestros hijos reciban la educación prometida y teniendo presente que contamos con la Autoridad de Libre Competencia y Asuntos al Consumidor (Acodeco) si se presenta una disconformidad por aumento de matrícula y anualidad, venta atada o publicidad engañosa.

JEFA DE ASESORÍA LEGAL