Temas Especiales

20 de Sep de 2020

Economía

Producción de licores aumentó apenas 2.7%

La producción de bebidas alcohólicas es impulsada por las cervezas y el alcohol rectificado

Producción de licores aumentó apenas 2.7%
Producción de licores aumentó apenas 2.7%

La producción de bebidas alcohólicas en Panamá mejoró apenas 2.7% en el período acumulado de enero a agosto 2015- 2016, impulsado por la fabricación de cervezas y el alcohol rectificado, luego de la fuerte caída registrada, tras el impuesto establecido por el Gobierno Nacional, el año pasado.

Hasta agosto de este año, la producción de bebidas alcohólicas aumentó a 181,177 mil litros, mientras que en el 2015 registró solamente 176,420 mil litros, unas cifras que si se comparan reflejan un incremento de 4,747 mil litros o 2.7%, según cifras preliminares de la Contraloría General de la República.

En la industria de los licores, la producción de cervezas fue una de las que más creció. Según el reporte oficial, hasta agosto de 2016, se logró producir 174,226 mil litros de cervezas, es decir 6,863 mil litros ó 4.1% más en comparación con iguales meses de 2016, cuando se elaboraron 176,420 mil litros del licor.

Del alcohol rectificado, por su parte, este año se fabricaron 8,189 mil litros, mientras que en el año pasado se produjeron 6,561 mil litros, lo que representa un alza de 1,628 mil litros de la fabricación del producto (24.8%).

SE DESPLOMA LA PRODUCCIÓN DE SECO Y RON

Los demás licores: seco, ron, ginebra, otros licores (vodka, coñac, anís, vinos y whisky) y las bebidas gaseosas no tuvieron resultados positivos en el periodo analizado por la Contraloría.

PRODUCCIÓN NEGATIVA

Los licores que registraron números rojos en su producción

Los licores seco, ron, ginebra, otros licores (vodka, coñac, anís, vinos y whisky y las bebidas gaseosas no tuvieron resultados positivos.

El seco y el ron llevan varios periodos registrando cifras negativas en su producción nacional, según datos de la Contraloría.

En el caso del seco, el reporte de la Contraloría, indica, que la producción hasta agosto de 2016 fue de 2,661 mil litros, mientras que en el mismo período de 2015 se logró producir 3,160 mil litros, es decir que hubo una merma de 499 mil litros (-15.8%).

Del ron, por su parte, hasta el octavo mes de este año se fabricaron 2,999 mil litros y en similares meses del año pasado se elaboraron 3,160 mil litros, lo que significa que la producción cayó en 161 mil litros (-23.9%).

Llama la atención que en el caso del seco y el ron, este no es el único período en que registran una fuerte caída en su producción.

Para el seco, por ejemplo, esta es la tercera vez que los números se reflejan rojo. En el periodo acumulado de enero- agosto de 2015-2014 registró una variación porcentual de -7.1% y en el de 2014-2013 fue de -27.7%. Contrario en el de 2013-2012 sí fue positivo, cuando registró 22.6%.

Mientras que para la producción de ron esta sería la cuarta ocasión que se desploma su producción. En el período acumulado de enero-agosto de 2015-2014, la elaboración de ron cayó 0.7%, en 2014-2013 disminuyó en -16.2% y en 2013-2012 se situó en -10.2%, indica la Contraloría General.

Sin embargo, no se puede descartar que las cifras de producción de licores podría mejorar para fin de año, una época de gran demanda por las fiestas Patrias, Día de la Madre, Navidad y Año Nuevo, que ya se aproximan.

En tanto que la producción de ginebra se situó en 1,071 mil litros hasta agosto de este año, mientras que en similares meses del año pasado, fue de 1,311 litros, es decir que hubo una disminución de 240 mil litros (-18.3%).

En los otros licores, para el período analizado de este año se elaboraron 220 mil litros y el año pasado 647 mil litros. Hubo una baja en la producción de estos licores de 427 mil litros (-66.0%).

Mientras que en las bebidas gaseosas, la producción alcanzó hasta agosto de este año los 169,968 litros y hasta agosto de 2016, los 178,228 litros, es decir que cayó en 8,260 litros (-4.6%).

Las bebidas alcohólicas son unos de los principales productos que se elaboran en la República de Panamá, las cuales junto a los alimentos, constituyen el 22% de la industria manufacturera, un sector que en los últimos años ha empezado a emerger apoyada de los empresarios panameños y multinacionales que ven en este país el lugar ideal para fabricar y distribuir sus productos.