Temas Especiales

30 de May de 2020

Economía

La yuca, alimento clave para frenar las importaciones

Según un estudio de la FAO sobre la yuca, este producto es un sustituto viable para la importación de trigo y maíz

La yuca, alimento clave para frenar las importaciones
La FAO considera que la región necesitaba alternativas para reducir su importación alimentaria.

En los próximos años, en Panamá, igual como hoy día sucede en al menos tres países del Caribe —Barbados, Granada y Trinidad y Tobago—, se podría considerar la yuca como el alimento clave para frenar la importación de harina de trigo y reducir el costo de producción de los subproductos que de ella se generan.

‘UNA MAYOR INVERSIÓN EN ALIMENTACIÓN Y LA AGRICULTURA PUEDE SER UN MOTOR QUE IMPULSE LA PRODUCCIÓN',

LYSTRA FLETCHER-PAUL

COORDINADORA REGIONAL DE LA FAO PARA EL CARIBE

La propuesta se dio a conocer el viernes 28 de octubre, tras la culminación de la Semana de la Agricultura del Caribe —uno de los eventos agrícolas más importantes de la región—, en donde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) en la ciudad de Santiago de Chile, hizo un llamado a aumentar las inversiones en la alimentación y la agricultura para reducir las importaciones de alimentos del Caribe y fortalecer la seguridad alimentaria.

Además de los países que mantienen activa la producción de alimentos como panes y dulces a base de harina de yuca en lugar de harina de trigo, otros cinco países han recibido capacitación para aumentar el uso de la raíz y sus productos derivados en la región.

Según un estudio de la FAO sobre la yuca, este producto es un sustituto viable para la importación de trigo y maíz, productos que contribuyen en gran medida a la factura de importación de alimentos del Caribe.

Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) importan cerca de 900 mil toneladas de trigo para hacer harina (con un valor de $248.77 millones) y 420 mil toneladas de maíz ($145.46 millones) cada año, principalmente para la alimentación de aves de corral.

‘Supermercados en Barbados, Granada y Trinidad y Tobago ahora venden pan de molde hecho con 40% de harina de yuca', dijo Lystra Fletcher-Paul, coordinadora regional de la FAO para el Caribe.

‘Una mayor inversión en alimentación y la agricultura, combinada con gobernanza eficaz y políticas públicas, puede ser un motor que impulse mayor producción, comercio interregional y seguridad alimentaria y nutricional para toda la población de nuestra región', afirmó Fletcher-Paul

De acuerdo con Fletcher-Paul, se requieren fuertes esfuerzos para aumentar la inversión agrícola, ya que los países de la Caricom importan $4 mil millones en alimentos cada año, cifra que se espera siga creciendo.

‘Se prevé que las importaciones de alimentos crezcan hasta $8 mil millones en 2020 si no se desarrollan esfuerzos exitosos ahora. No sólo estamos gastando recursos que no podemos permitirnos, sino que empeoramos los hábitos alimenticios de nuestros ciudadanos y no somos capaces de aprovechar al máximo las oportunidades de mejorar nuestras exportaciones para impulsar el desarrollo regional', aclaró Fletcher-Paul.

Antes de su visita a Chile, Fletcher-Paul habló ante representantes de quince países del Caribe, reunidos en las Islas Caimán, e hizo hincapié en que la región necesita encontrar alternativas para reducir sus importaciones alimentarias. Es allí donde surge la yuca como alternativa viable.

MERCADO

La Caricom tiene un gran mercado en crecimiento, 16 millones de personas en 15 estados miembros cuyas importaciones de alimentos casi se han duplicado en los últimos diez años.

La FAO, en colaboración con otros socios, como la Asociación de Agronegocios del Caribe (CABA) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) son parte de un grupo de trabajo regional en yuca que ha estado impulsando una mayor inversión en la producción de yuca en el Caribe.

En base a los análisis realizados en varios países de la Caricom, el estudio de la FAO señala que la yuca tiene un gran potencial de sustitución de importaciones de alimentos, harina y piensos.

Según la FAO, la yuca puede sustituir 400 mil toneladas métricas de harina de trigo en los países de la Caricom; sustituir hasta 40% del maíz en las raciones de aves de corral sin efectos adversos, así como una parte de otros piensos para animales; ser más ampliamente consumida como un alimento básico sano y finalmente puede, por sí sola, responder por el 5% de la factura de importación de alimentos.

La región de la Caricom está en buena posición para impulsar la industria de la yuca: la yuca ya tiene una base de producción en casi todos los países de la región y se adapta a una amplia gama de entornos y tipos de suelo, por lo que es un cultivo ideal para la expansión en tierras marginales y submarginales.

Sus usos no tradicionales necesitan ser más ampliamente explotados, y en la actualidad incluyen la alimentación animal (heno de yuca, patatas fritas, gránulos y piensos) así como las aplicaciones industriales (materia prima de biocombustibles; edulcorantes, alcohol, madera contrachapada, textiles).

Actualmente, la Secretaría de la Caricom, con fondos de la Unión Europea, es líder en el desarrollo de una política regional para la yuca.