Temas Especiales

05 de Jun de 2020

Economía

IAG pide rebajar tasas aéreas para mantener la competitividad

El Gobierno autónomo de Escocia se ha comprometido a recortar en un 50 % ese tributo para los vuelos que despeguen de sus aeropuertos

IAG pide rebajar tasas aéreas para mantener la competitividad
La ministra británica Theresa May habló sobre el ‘brexit' en un foro en Londres.

El consejero delegado del grupo IAG, Willy Walsh, afirmó ayer que las aerolíneas británicas perderán competitividad tras el brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea), si el Gobierno de Londres no rebaja las tasas sobre la aviación comercial. Walsh calificó de ‘suicidio' el plan de aumentar a partir de abril el ‘Air passenger duty' (APD, tasa sobre el pasajero aéreo) para los vuelos de larga distancia que despegan del Reino Unido.

‘Es un suicidio porque el Reino Unido no podrá mantener su posición de competitividad global si es el mercado de aviación con los impuestos más altos del mundo', indicó Walsh en el congreso anual de la Asociación de Operadores Aeroportuarios británica, celebrado en Londres.

‘ES UN SUICIDIO PORQUE EL REINO UNIDO NO PODRÁ MANTENER SU POSICIÓN DE COMPETITIVIDAD GLOBAL'

WILLY WALSH

CONSEJERO DE IAG

Para el responsable de IAG (matriz de Iberia, Vueling, British Airways y Aer Lingus), en caso de que el Gobierno decida no rebajar ese impuesto, ‘no incentivará nuevas relaciones comerciales, nuevas exportaciones, nuevas relaciones con otros países'.

De acuerdo con Airlines for Europe (A4E), grupo que representa los intereses de aerolíneas como easyJet y Ryanair, los pasajeros han pagado 31 mil millones de libras (36,270 millones de euros) desde que el Reino Unido introdujo en 1994 la tasa APD, que consideran el impuesto de aviación más elevado del mundo.

El Gobierno autónomo de Escocia se ha comprometido a recortar en un 50 % ese tributo para los vuelos que despeguen de sus aeropuertos a partir de abril de 2018 y ha puesto sobre la mesa planes para retirarlo por completo en el futuro.

En el conjunto del Reino Unido, a partir del 1 de abril de 2017 la tasa por pasajero en vuelos de larga distancia pasará de 73 a 75 libras (de 85 a 87 euros) para la clase turista y de 146 a 150 libras en primera (de 170 a 175 libras).

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, y su homólogo belga, Charles Michel, se mostraron ayer de acuerdo en mantener la cooperación entre la policía y los servicios secretos de ambos países una vez el Reino Unido haya abandonado la Unión Europea (UE). May y Michel se reunieron en Downing Street, despacho oficial de la primera ministra en Londres, para conversar sobre el brexit y abordar medidas contra el terrorismo, entre otros asuntos.

La primera ministra británica ‘puso al día' al mandatario belga acerca de los preparativos en el Reino Unido de cara a iniciar en los próximos meses las negociaciones con la UE para abandonar el grupo comunitario.