Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Economía

Protejamos nuestra inversión

Como consumidores, tenemos derechos, pero somos los primeros llamados a proteger nuestro dinero

Por lo general, para el último bimestre del año iniciamos la búsqueda de los regalos de la época de Navidad tratando de hacer realidad la ilusión o el sueño de nuestros hijos, pareja o hasta de nosotros mismos. Gastamos el dinero que hemos colectado en cuentas de ‘ahorro navideño' por más de 50 semanas y procedemos a realizar las compras.

En la emoción de la adquisición cometemos algunos errores que para nada nos llevan a proteger la inversión que hacemos al comprar el producto que hemos elegido, por lo que consideramos oportuno que aprovechemos este espacio para dar algunas advertencias para prevenir el mal gasto del dinero o peor aún, la pérdida de este.

Es primordial que hagamos una evaluación del regalo o compra que queremos hacer, considerando desde la edad del niño o de la persona que lo recibirá hasta las opciones que tengamos para la compra; es decir funcionabilidad, utilidad, seguridad y precio.

Estamos conscientes de que la falta de tiempo es un factor determinante para las compras apresuradas y a veces, hasta compras mal hechas, pero si queremos que nuestro dinero sea bien invertido, debemos hacer un alto y proceder a hacer nuestro mayor esfuerzo, siendo esta otra recomendación.

Para obtener mayores beneficios, es necesario sacar tiempo, ya que una vez seguidas estas recomendaciones, debemos continuar haciendo la revisión del artículo adquirido, tratar de no comprar el de muestra o vitrina y solicitar que el almacén pruebe el mismo antes de la entrega y recibido conforme.

Ya realizamos nuestro sueño, ilusión o bien nuestro objetivo del año, tenemos el artículo comprado, si es nuestro o de nuestros hijos, ya en casa, procedamos a no utilizarlo, sino pasemos primero a dar lectura de las instrucciones de uso o el manual del propietario, con el cual vienen, por lo general, los artículos electrónicos, y que nos informa sobre las garantías del equipo, así como un número plural de indicaciones que debemos seguir para poder reclamar, en caso tal, la garantía, como también lograr el disfrute del mismo.

Si es ropa o juguetes, igualmente este tipo de bienes por lo general traen instrucciones de lavado o de uso, por lo cual aconsejamos también ceñirnos a estas.

En caso de que lo comprado sea para regalo, solicitemos el comprobante de compra, que es una especie de factura sin el monto pagado, para que la persona, en caso de tener algún reclamo, no se vea en la necesidad de solicitarnos la factura de compra.

Igualmente, importante en este caso resulta incluir el certificado de garantía, de ser la situación.

Por último, y muy importante, resulta que guardemos nuestra factura de compra y todos los documentos que tengamos de la adquisición, máxime si son servicios o artículos electrónicos para que ante cualquier reclamación, podamos ejecutarla.

En resumen, como consumidores tenemos derechos, pero también una carga importante de deberes que debemos cumplir para ser los primeros en proteger nuestra inversión de fin de año.

JEFA DE RECURSOS HUMANOS - ACODECO