Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Economía

Primera planta de gas natural en Centroamérica, con 25% de avance

La construcción de la obra se inició el pasado mes de mayo, en Colón, a un costo de más de $1,150 millones

Primera planta de gas natural en Centroamérica, con 25% de avance
Maqueta de la planta de gas natural, que permitirá descarbonizar la matriz energética del país.

A ocho meses de haber iniciado la obra, la central de gas natural licuado que se construye en Colón, la primera en Centroamérica, lleva 25% de avance.

Así lo informó a La Estrella de Panamá Bernerd Da Santos, director de Operaciones de la empresa AES, que inició la construcción del proyecto el pasado mes de mayo, con una inversión de más de $1,150 millones.

Con esta inversión, según Da santos, AES Colón aportará al crecimiento de la República de Panamá, generando 381 megavatios de gas natural licuado que contribuirán a diversificar la matriz energética y a dinamizar la economía del país.

La central de gas natural se construye en la isla Telfers, en la provincia de Colón y comprende dos fases.

La primera es la planta de generación de 381 megavatios y la terminal de barcos que, según Da Santos, debe estar concluida a mediados de 2018. La segunda etapa es la culminación del tanque de almacenamiento cuya construcción finalizaría en el 2019, adelantó Da Santos.

El tanque de almacenamiento tendrá una capacidad de 180,000 metros cúbicos metros cúbicos de gas natural licuado, suficiente para abastecer a AES Colón y nuevas plantas de generación que se construyan o conviertan para el uso de gas natural, y potenciar el desarrollo de otros usos tales como gas natural vehicular o reabastecimiento de embarcaciones que transitan diariamente por el Canal.

PROYECTO

Inversión, generación y empleomanía.

$1,150 millones es la inversión aproximada que está haciendo AES en la construcción de la planta de gas natural en Colón.

381 megavatios generará la planta de gas natural que diversificará la matriz energética y a dinamizar la economía del país.

2,000 empleos generará la construcción de la central de gas natural en su momento y uno 200 directos e indirectos en su operación.

La planta contribuirá en el desarrollo de una nueva era de competitividad y crecimiento de la economía del país y del Canal de Panamá, apuntó Da Santos.

Se estima que la construcción de la planta generará en su momento entre 1,500 y 2,000 empleos en su construcción, y alrededor de 200 directos e indirectos durante su operación.

El gas natural, que mantiene precios competitivos y estables en el mercado mundial, es el combustible de origen fósil con mayor reservas probadas en el mundo. Su uso, según Da Santos, permitirá reducir la dependencia de los combustibles derivados del petróleo, el riesgo de dependencia a la generación hidroeléctrica y a los fenómenos climáticos extremos.

Con este proyecto, Panamá está camino a la diversificación energética del Plan Energético Nacional 2015-2050, señaló recientemente el secretario Nacional de Energía, Víctor Urrutia, quien destacó la necesidad que existe actualmente en el país de mantener una oferta energética diversa, como la solar, eólica y térmica, debido a que cada vez hay menos recursos hidroeléctricos disponibles, y no están disponibles durante todo el año.

‘Estamos apostando a otros recursos, todos estos recursos son de mucha variabilidad, en realidad no están disponibles en forma continua y entonces siempre se va a necesitar algo de respaldo de energía térmica, pero que sea lo más eficiente y menos contaminante posible', expresó Urrutia, la semana pasada, durante una cortesía de sala en la Cámara Panameña de la Construcción (Capac).

La planta de gas natural licuado tiene como objetivo descarbonizar la matriz energética del país, una de las principales metas del Plan Energético Nacional y de los Convenios e Iniciativas Internacionales de Cambio Climáticos, de los cuales Panamá es signatario.

Panamá pretende que de 2015 a 2050 al menos el 70% de la matriz eléctrica provenga de fuentes renovables como la energía solar y eólica, complementadas con otras fuentes de generación.

Durante el inicio de su construcción, el pasado mes de mayo, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, dijo que además de ser un catalizador hacia el futuro de la diversificación energética en el país, esta planta de gas brinda la posibilidad de convertir a Panamá en un hub de distribución de gas natural licuado para toda la región.

La empresa estadounidense AES cuenta con una experiencia en el desarrollo y operación de plantas de gas natural en países como: Irlanda, Países Bajos, Jordania, Estados Unidos, Brasil, Chile, Argentina, México y República Dominicana.