Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Economía

Hay más hogares en la región, pero más pequeños

La estructura y composición de los hogares en Centroamérica experimenta cambios significativos debido a la transición demográfica

Hay más hogares en la región, pero más pequeños
El mayor crecimiento lo registro Panamá con 50.9%.

La estructura y composición de los hogares en Centroamérica experimenta cambios significativos debido a la transición demográfica. Mientras se constituyen más hogares, estos, tienen menos integrantes y aumenta la presencia de personas mayores de 65 años.

Lo anterior lo expone el Quinto Informe Estado de la Región, una iniciativa del Consejo Nacional de Rectores de las universidades públicas de Costa Rica (Conare), el cual señala que la modificación en la estructura de los hogares de la región es producto de factores como el aumento en la esperanza de vida, la reducción en las tasas de fecundidad y la transformación de los mercados laborales, todo ello asociado a la transición demográfica.

Entre 2001 y 2013 a nivel regional se establecieron cerca de tres millones de nuevos hogares. Si bien la mayoría de ellos está en los países más grandes y poblados (el 36.7% en Guatemala y el 20.6% en Honduras), Panamá fue el que tuvo el mayor incremento (50.9%), seguido por Costa Rica, Honduras y Guatemala, con aumentos que oscilaron entre 41% y 49%.

El documento deja entrever que pese al incremento en la cantidad de hogares y de habitantes, el número promedio de personas por hogar está descendiendo. En el período de análisis la reducción fue de 0.5 miembros a nivel regional.

Dicho comportamiento se asocia a situaciones como la postergación de la primera unión conyugal, el menor número de hijos por pareja y el mayor espaciamiento entre embarazos.

A pesar de que el tipo de hogar predominante en Centroamérica es el nuclear conyugal con hijos, su proporción ha tendido a disminuir, sobre todo en zonas urbanas. Estudios realizados para America Latina indican que entre 1990 y 2010 el porcentaje de hogares biparentales se redujo en alrededor de diez puntos, de 50.5% a 40.3%

En Centroamérica las mayores reducciones se presentaron en Costa Rica y Honduras (8.8 puntos porcentuales en cada caso) y Panamá (5.3). En contraste, en las zonas rurales de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua el peso relativo de estos hogares no varió o tuvo un leve incremento. No obstante, si se agrupan todos los hogares nucleares (con y sin hijos) representan cerca del 50% del total regional.

Asimismo, otro cambio significativo en dichas estructuras corresponde a una mayor presencia de los hogares monoparentales y unipersonales. Con respecto a los primeros, el aumento se dio sobre todo en Costa Rica (2.2 puntos porcentuales), Guatemala y El Salvador (1.9 cada uno) y Panamá (1.8).

Estos hogares representan entre el 10% y el 15% del total. En los hogares unipersonales el mayor incremento también se registró en Costa Rica (3.6 puntos), seguido por Panamá (4.4). En estos dos países este grupo representa el 10.4% y el 14.3% del total, respectivamente.

Además, como resultado del aumento en la población adulta mayor de 65 años, la proporción de hogares centroamericanos donde habita al menos una persona de ese grupo de edad pasó de 26,3% en 2001 a 29.8% en 2013. Los incrementos más notables se presentaron en Honduras y Costa Rica (9.3 y 7.4 puntos porcentuales, respectivamente), mientras que en El Salvador y Nicaragua los porcentajes se mantuvieron constantes.

En más del 60% de los hogares donde vive al menos un adulto mayor, esa persona es el jefe o jefa.