Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Economía

Un foro de clase mundial en Panamá

Del 15 al 17 de febrero se realizará el foro ‘Widening the Pathways to Open Societies'

Del 15 al 17 de febrero se realizará el foro ‘Widening the Pathways to Open Societies'. Por ahora, Panamá ha optado por dos caminos insostenibles, pretender que lo casos mediáticos que afectan el sistema financiero son casos aislados o plegarse a todos los requerimientos de las Organizaciones Internacionales. Ambos son perjudiciales. El primero porque dudamos que una economía pequeña como la de Panamá pueda llegar a defender su plataforma de servicios sola y está claro que hay personas que abusan del sistema. El segundo, porque plegarse a todos los requerimientos de la OCDE, entre otros, y como pareciera que algunos lo quieren, es ceder ante una organización al mejor estilo ‘cartel' que no está realmente interesada en el bienestar ni en la competencia de los países pequeños. Un ‘cartel fiscal' para velar por los intereses de economías grandes. México, pese a ser miembro fundador y tener a un ciudadano como Secretario General de la OCDE pronto va a descubrir de la mano de Donald Trump cuánto pesa realmente cuando los grandes de la OCDE toman decisiones.

Está claro lo que Panamá tiene que hacer desde la sociedad civil y la empresa privada, porque los gobiernos no están interesados en esto, ya que el gobernante de turno usualmente prefiere no tener problemas con los países más poderosos, esto es, defender su plataforma de servicios, su modelo económico sin banco central y con impuestos bajos. Es este sistema el que muchos quieren ver destruido ya que permite que Panamá goce de los mejores estándares de vida de Centroamérica y esté solo detrás de (algunos) países de Sud América. Es nuestro deber saber defenderlo. La defensa del modelo de servicios, debe estar basado en la defensa de la democracia liberal, la propiedad privada, el libre mercado, la apertura económica, la libertad monetaria, el estado de derecho y las instituciones inclusivas. Si no defendemos estos aspectos de nuestro modelo como la consecuencia de todo lo mencionado, lo que vamos a defender va a ser visto como la defensa de intereses mezquinos, cuando en realidad lo que está en juego, son muchos más logros Por todo lo descripto aquí, vienen a Panamá personalidades de la talla de Mark Skousen, Pascal Salin, Martin Krause, Christopher Lingle. Realmente lo que está en juego es el modelo liberal clásico versus un modelo proteccionista, el proteccionismo fiscal de la OCDE. Hoy pueden ser las sociedades anónimas, mañana las zonas libres, pasado mañana las empresas multinacionales con sede en Panamá, los barcos abanderados y luego irán por la armonización fiscal y la eliminación de la competencia fiscal. Es decir, van a impedirnos atraer inversiones. Por eso una defensa del modelo panameño debe pasar por una defensa del liberalismo clásico. Justo Arosemena nos hubiera aconsejado esto mismo. Otro aspecto de la defensa es la búsqueda de países aliados. Es importante destacar que algunas regulaciones de la OCDE, del GAFI y de los acuerdos de Basilea tienen que ser implementadas. Entonces, le toca a Panamá saber cuáles regulaciones son realmente necesarias y cuales son trampas proteccionistas hechas para favorecer a otros países. Hasta ahora Panamá se ha limitado a firmar bajo mucha presión los acuerdos que le presentan. También, se encuentra de moda, el espinoso tema de la lista Clinton. Por ello la organización del foro, ha invitado a expertos en el tema regulatorio OCDE, GAFI, BASILEA, en el área de la competencia fiscal y las zonas libres. Bruce Zagaris, Sir Ronald Michael Sanders, Constantin Gurdgiev, Pierre Bessard, Daniel Mitchell, Richard Teather, Richard Zundritsch, Maurice Mc Tigue, Mark Klugman, David Burton. Allison Christians, Shawna Lake, Oliver Treidler, Veroniqueé de Rugy, Carlyle Rogers. Todos ellos expertos en estos temas. Poseen la expertise suficiente para transmitirnos como defender la competencia fiscal y lidiar con las regulaciones internacionales.

Sería muy importante que Panamá se anime a formar un frente común con los países del Caribe, con Irlanda, Nueva Zelanda, Singapur en temas específicos.

Pero hay que pensar mucho más allá de la situación local porque el fantasma de dos revoluciones camina por el mundo, La primera es llamada rebelión de las bases: la que ha llevado, a las victorias del Brexit, del No a los acuerdos de paz en Colombia y finalmente a la victoria de Trump. Una frustración de las bases que sienten que el sistema político abusa de ellos y reaccionan de maneras imprevisibles.

En el caso de defender una postura panameña en favor de la competencia fiscal se trata de dar voz a los frustrados contribuyentes de los países de la OCDE. Guy Sorman nos explicará las razones del surgimiento de los populismos de izquierda y derecha, y por qué hay una reacción ya no solo contra el liberalismo económico sino contra el liberalismo político y social. Barbara Kolm nos enseña la maraña de regulaciones e impuestos que han llevado a la reacción de los votantes contra el sistema actual de maneras imprevistas.

El segundo fantasma es que las tecnologías modernas han hecho realidad dos ideas de los campeones del liberalismo en el siglo XX. Friedrich Hayek había hablado de la competencia monetaria, Milton Friedman había hablado de la posibilidad de la existencia de monedas privadas virtuales. Panamá al no tener banco central ni moneda obligatoria es un lugar ideal para estos dos experimentos. Richard Rand nos habla del mundo del dinero electrónico y sus efectos en el sistema financiero, Pavol Luptak nos habla de las criptomonedas y sistemas financieros descentralizados mediante el blockchain. Panamá no debe solo reaccionar a los temas de la OCDE, en cuanto a regulaciones opresivas y caras sino adelantarse a éstos. Y plantear nuevos e innovadores temas de cara al futuro.

ANALISTA DE GOETHALS CONSULTING