La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Economía

Panamá redujo la pobreza y expandió su clase media

Un informe del BID destaca que los avances socio-económicos del país son los mayor es de América Latina.

En los últimos catorce años, Panamá creció a una tasa promedio anual de 7.1% (el doble de lo que creció la región) y ocupó el puesto 20 de un total de 190 países con más crecimiento en este período.

Esta bonanza repercutió en significativos avances sociales, tal cual se refleja en el análisis ‘Pulso Social 2016: Realidades y Perspectivas' del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

‘La transferencias alivian la pobreza de forma rápida, pero si las mismas no están acompañadas de una corresponsabilidad adecuada, no se logrará una mayor asistencia escolar',

MARCOS ROBLES

ECONOMISTA DEL BID

El documento —que utiliza como principal fuente de información las encuestas de hogares armonizadas de 22 países de América Latina y el Caribe, de 1996 a 2014— fue presentado por Marcos Robles, economista investigador del BID y coautor de la publicación, quien considera que ‘Panamá muestra uno de los progresos económicos y sociales más importantes en relación a otros países de la región y el mundo'.

Sin embargo, el investigador aclaró que pese a su avance el país tiene retos que afrontar en materia social, pues aún hay indicadores que revelan que a los más pobres no le están llegando los programas gubernamentales.

‘Hay un grupo de personas en el renglón de pobreza extrema, quienes no están recibiendo las transferencias condicionadas ni las pensiones contributivas para los adultos mayores; claro está, estos no tienen un debido seguimiento, situación que espero mejore para el país'.

‘Las transferencias alivian la pobreza de forma rápida, pero si no están acompañadas de una corresponsabilidad adecuada, no se logrará una mayor asistencia escolar, pero también deben de tener en cuenta mejores escuelas (infraestructura) para lograr un mejor aprendizaje', aclaró el experto.

Por su parte, la viceministra de Desarrollo Social, Michelle Muschett, sostuvo que los programas sociales del gobierno, sobre todo las transferencias, se han convertido en un alivio inmediato, pero reconoce que no son la solución.

Según Muschett, se trabaja en darle un acompañamiento familiar a estas ayudas monetarias.

INDICADORES DE DESARROLLO SOCIAL

De acuerdo a ‘Pulso Social, entre 2002 y 2014', en Panamá el coeficiente de Gini cayó 7 puntos porcentuales. Es decir, que los ingresos de la población de los 3 quintiles de ingresos más bajos creció casi dos veces más rápido que los ingresos de los 2 quintiles más altos. Más ingresos y menor desigualdad dio como resultado una reducción importante en el nivel de pobreza (de 36.3% en 2002 a 19.6% en 2014) y, sobre todo, aumentos sustanciales en el tamaño de la clase media (de 28% a 44%).

Es decir, alrededor de 325 mil personas salieron de la pobreza y unas 640 mil personas ingresaron en la clase media en este periodo.

Desde hace cuatro años este último grupo es el que predomina en el país.

Además, entre 2002 y 2014, Panamá también obtuvo avances importantes en otros aspectos del desarrollo social, a lo largo del ciclo de vida.

Por ejemplo: La mortalidad de los niños menores de 1 año se redujo de 20.9 a 14.6 por mil nacidos vivos; la asistencia escolar de los niños de 5 años aumentó de 60 a 90%; casi todos los niños de 6 a 12 años y el 90% de los adolescentes de 13 a 17 años asisten a la escuela; el desempleo en los adultos de 25-64 años mostró sus niveles históricos más bajos (debajo del 3%) y las pensiones a los adultos mayores aumentó de 42% a 70%.

DESEMPEÑO ECONÓMICO

Un informe de la Dirección de Análisis Económico y Social del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) destacó que a marzo de 2016, un 22.1% de la población panameña se encontraba en situación de pobreza, lo que representa una disminución de 0.9 puntos porcentuales respecto al mismo período del 2015.

El estudio, que mide los niveles de pobreza y la distribución de los ingresos, atribuye esta reducción de la pobreza, principalmente, al crecimiento económico sostenido, a la implementación del nuevo salario mínimo que empezó a regir en enero de 2016 y a los programas sociales que se están ejecutando, como Red de Oportunidades, Ángel Guardián, 120 a los 65 y Beca Universal.

El documento destaca que por primera vez en nuestro país los niveles de pobreza extrema se sitúan por debajo del 10%, ya que al momento que se realizó la encuesta, el 9.9% de la población vivía en tal condición, 0.4 puntos porcentuales menos que lo registrado en 2015.

La encuesta señala también que el 24.8% de los residentes en área rural se mantienen en condición de pobreza extrema, mientras que en el área urbana solo el 2.8% está en esa situación, lo cual refleja una reducción de 0.1 y 0.5 puntos porcentuales, respectivamente, en comparación con el año previo.

Estas disminuciones se deben, principalmente, a un aumento en los ingresos laborales de los hogares.