23 de Feb de 2020

Economía

Panameños deben $12,794 millones en préstamos de viviendas

El saldo del crédito de préstamos hipotecarios para viviendas ascendió a $12,794.1 millones en diciembre 2016

La demanda de apartamentos y viviendas no cesa en Panamá. Así lo revelan las cifras de endeudamiento hipotecario en el Sistema Bancario Nacional, publicados recientemente por la Superintendencia de Bancos de Panamá.

De acuerdo con las cifras oficiales, el saldo del crédito de los préstamos hipotecarios para viviendas (incluidos apartamentos) ascendió a $12,794.1 millones en diciembre de 2016. Como resultado, el saldo del crédito en este mercado aumentó $1,390 millones, en comparación con el mismo mes de 2015, cuando se ubicaba en $11,403 millones.

Esto quiere decir que, durante estos doce meses, el crédito para la compra de viviendas y apartamentos se incrementó 12.2%.

‘RANKING'

En el segmento de préstamos para viviendas, el Banco General es la entidad financiera con mayor dominio de este mercado. Según la Superintendencia de Bancos, en diciembre 2016 el referido banco acaparaba el 26.6% del total de la cartera orientada a las viviendas y apartamentos, con un saldo crediticio que alcanzaba los $4,406.5 millones.

Otro banco con una importante penetración en este nicho es Banistmo, que cuenta con una cartera de $2,133.7 millones y una participación de 16.7% en este segmento financiero.

En tercer lugar, se encuentra la Caja de Ahorros, una entidad financiera del Estado, con un nivel de financiamiento para viviendas que ascendió a $1,234.5 millones en diciembre de 2016, que le permiten un dominio de 9.6%.

Los otros bancos con una penetración importante en los créditos para viviendas son Global, que tiene el 7.7%; Banco Nacional de Panamá (6.7%), The Bank Of Nova Scotia (6.4%), BAC Credomatic (5.3%) y Banesco (4.7%).

Otras entidades financieras apuntan también a tomar parte de este segmento. Este es el caso del Banco Panameño de la Vivienda, que acaparó el 3.6% del financiamiento en diciembre 2016; Multibank (3.3%), Credicorp Bank (2.5%), Banco La Hipotecaria (2%) y Towerbank International (1.3%).

PREFERENCIAL

Dado el fuerte aumento de los precios de las viviendas y de los apartamentos en los últimos años en Panamá, el financiamiento con intereses preferenciales no puede beneficiar a la mayoría de las personas.

Según cifras de diciembre 2016 de la Superintendencia de Bancos, solo el 34% del financiamiento hipotecario orientado a las viviendas se beneficiaron con el interés preferencial que ofrecía el Gobierno el año pasado. Esto quiere decir que el 66% del total del financiamiento no tiene interés preferencial.

Entre las principales causas de esta situación se encuentran el alto costo de la tierra, de los materiales y de la mano de obra. Estas variables hacen cada vez más difícil la construcción de viviendas con rangos de precios del segmento de interés preferencial.

Hace diez años, en 2006, el 44% del crédito hipotecario del Sistema Bancario Nacional se orientaba a financiar viviendas con interés preferencial. Es decir, el financiamiento con intereses preferencial bajó 10 puntos porcentuales en una década.

Debido a la situación, en años recientes, el Gobierno elevó el bono de $5,000 a $10,000 a las personas y familias de bajos ingresos, para la adquisición de viviendas nuevas cuyo precio de venta no exceda los $50,000. Es precisamente en este rango donde más se dificulta ajustarse a los costos de construcción que impone el mercado.

A cambio del bono, el Gobierno exige que las viviendas cuenten con sala comedor, dos recámaras, cocina, servicio sanitario con ducha, inodoro, lavamanos, tendedero, armarios y tinaqueras para basura. También debe constar de espacios abiertos como portal y lavadero y cumplir con las normas mínimas de urbanización o soluciones inmobiliarias aprobadas por las autoridades competentes.