Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Economía

Se inicia el sacrificio de reses con tuberculosis

MIDA y el Minsa evaluará el seguimiento del protocolo de cuarentena y notificará a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

Se inicia el sacrificio de reses con tuberculosis
Los animales fueron inyectados y enterrados en una fosa aislada.

El proceso de sacrificio de reses contagiadas con tuberculosis bovina, en una finca ubicada en Antón, provincia de Coclé, se inició ayer, a cargo de las autoridades responsables del sector agropecuario.

El sacrificio de los animales fue dirigido por las autoridades del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), representadas por la Dirección Nacional de Salud Animal y la Dirección Ejecutiva de Cuarentena Agropecuaria junto al Ministerio de Salud (Minsa).

El personal del MIDA, acompañado de especialistas del Minsa, se dirigió a la finca ‘Hacienda La Montana', en El Retiro de Antón, y procedieron al sacrificio de los sesenta animales.

Erika Magaña, encargada del Departamento de Campaña de Salud Animal del MIDA, explicó que este proceso de sacrificio con químicos y enterramiento en sitio contempló manejo y tratamiento de elementos de bioseguridad, previa evaluación del suelo y de quebradas cercanas, por parte de personal de Mi Ambiente, para mitigar riesgos.

Las unidades de las diferentes instituciones y entes a cargo de la operación contaron con indumentaria especial (guantes, mascarillas, uniformes, etc.) que fue destruida al terminar el proceso.

Por su parte, el personal de la Organización Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) se encargó de las operaciones de limpieza y desinfección, bajo la supervisión de Cuarentena Agropecuaria.

Los animales, narró la experta del MIDA, fueron inyectados y posteriormente se extrajo muestras que serán objeto de análisis en laboratorio. Fueron enterrados en una fosa amplia, cubiertos con varias capas de cal. Se cumplió, de igual manera, con la fase de fumigación.

La tuberculosis bovina es una enfermedad infecto-contagiosa producida por una bacteria y se transmite a otros animales domésticos, como equinos, ovinos, caprinos y porcinos, y el tratamiento recomendable es por períodos prolongados y con antibióticos.

La patóloga de Salud Animal del MIDA Angie Magaña reconoció que el diagnóstico de la tuberculosis es muy complejo.

Los animales sacrificados presentaban lesiones asociadas a la enfermedad, y con suma responsabilidad se harán los respectivos cultivos bacterianos y estudios moleculares, añadió Magaña.

Las autoridades del MIDA han reiterado que continúan las evaluaciones de la finca y su hato ganadero, dado que son reincidentes en este tema. También mencionan que las fincas aledañas no han sido contagiadas, de acuerdo con pruebas aplicadas hasta el momento.

El ministro del MIDA, Eduardo Carles, al ser consultado por los periodistas, en otra actividad realizada en Herrera, manifestó que con el sacrificio de las reses se mantiene el control de la enfermedad y que, la próxima semana, una comisión interinstitucional del MIDA y el Minsa evaluará el seguimiento del protocolo de cuarentena y notificará a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), con sede en Francia, encargada de mejorar la sanidad animal en el mundo.