Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Economía

Jubilados adeudan $3,343 millones a la banca panameña

En Panamá hay cerca de 290 mil jubilados. La cifra de préstamos es $568 millones más que en enero 2016

Jubilados adeudan $3,343 millones a la banca panameña
Jubilados adeudan $3,343 millones a la banca panameña

El nivel de endeudamiento de los adultos mayores continúa aumentando vigorosamente, revelan las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Según la fuente, los jubilados, los pensionados y las personas de tercera edad adeudaban al sistema bancario nacional $3,343 millones en enero 2017.

La cifra representó $568 millones más que en enero 2016, cuando la misma se ubica en $2,776 millones. Como resultado, la deuda de los jubilados, los pensionados y las personas de tercera edad se incrementó 20.4% durante estos doce meses.

En la actualidad, el número de jubilados y pensionados asciende a más de 290 mil personas en Panamá.

La cifra, estimada por La Estrella de Panamá , está basada en el hecho de que, este grupo estaba integrado 267 mil personas en 2015 y, además, tomando en cuenta que este segmento de la población crecía en un promedio anual de 5%, según las cifras de la Contraloría General de la República.

Los jubilados y pensionados, como es bien conocido, también se encuentran endeudados con las financieras. Aunque estas cifras no son conocidas oficialmente, se sabe que los niveles de endeudamientos de este grupo poblacional, en este tipo de instituciones financieras, ascienden a varios millones de dólares.

COSTO FINANCIERO

En los últimos años, la banca nacional ha ofrecido más acceso a financiamiento al grupo de los jubilados y pensionados, e incluso la propia Caja del Seguro Social también ha mejorado su acceso a este segmento de la población. Esto ha generado, como consecuencia, que los jubilados dependan cada vez menos de las financieras para acceder a préstamos.

Estas nuevas políticas de los bancos y de la Caja del Seguro Social hacia los jubilados y pensionados, ha contribuido a reducir los costos de financiamiento para este grupo de la población panameña. Mientras un banco ofrece tasas de interés entre 5% y 10% a los jubilados y pensionados, tomando en cuenta los distintos tipos de préstamo (personal, auto, hipotecas y otros), las empresas financieras financian con tasa de interés que van desde el 18% y llegan a alcanzar los 24%.

PARTICIPACIÓN

En enero 2017, los jubilados acapararon el 6.8% de la cartera de crédito del sistema bancario nacional, arrojan también las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá.

Por su parte, las personas que no están ni jubiladas, ni pensionadas, ni pertenecen a la tercera edad, en la misma fecha, tenía en sus manos el 40.9% del total de saldo crediticio, equivalente a $20 mil millones.

Las otras carteras e créditos tuvieron también una importante participación en el sistema bancario nacional., como el caso de las empresas grandes, que acapararon el 34% del total de financiamiento, las microempresas (5.7%), las medianas empresas (5.2%), las pequeñas empresas (4.9%) y los otros tipos de préstamos.

SISTEMA BANCARIO

En el Sistema Bancario Nacional, los activos sumaron $100 mil 403 millones en enero 2017, equivalente a un incremento de 3.1%, en comparación con enero de 2016.

El crecimiento de los activos estuvo dado principalmente por la cartera crediticia (4.7%). En valores absoluto, la cartera de crédito se incrementó $2,865 millones, impulsada, por en gran parte, por el crédito local (7.6%).

Las utilidades, por su parte, se ubicaron en $112 millones en enero 2017, igual que en el mismo mes del año pasado.

Según la Superintendencia, las utilidades descansaron en la obtención de ingresos netos por intereses y los otros ingresos, sobre los cuales ha contribuido la política de diversificación de productos y servicios generadores de ingresos, agregó.

Las utilidades estuvieron estables y se apoyaron en ganancias operativas recurrentes a raíz de márgenes aceptables, calidad de activos controlada, y crecimiento constante del crédito, concluye la Superintendencia de Bancos de Panamá en su reporte de enero.