Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Economía

Redes de mercadeo: ¿oportunidad o fraude?

¿Fraude u oportunidad? Es evidente: una gran oportunidad.

Redes de mercadeo: ¿oportunidad o fraude?
Los negocios en redes tienen casi 60 años, pero la nueva tecnología ha detonado su popularidad.

El hombre llevaba 25 minutos en el showroom viendo un Jeep Sahara del año. Hacía 10 meses que había ido a ver ese caprichito que le venía dando vueltas en su cabeza por tantos años y había conseguido del atento vendedor un bonito brochure. Siempre contaba a sus amigos que su padre había tenido un Jeep Willys de la Segunda Guerra Mundial. Soñar con un Jeep era un asunto de tradición.

Había llegado el momento. Allí estaba frente al imponente auto de color verde oscuro. Su precio era ‘cariñoso' pero eso no era un problema ya que se había propuesto desarrollar un negocio de redes de mercadeo que entre otras cosas, pagaría ese auto. Estudió el negocio, se exigió una fecha y lo que necesitaba en ‘metálico' para comprarlo. Todo eso se cumplió según el plan.

Las redes de mercadeo, también llamadas Network Marketing son polémicas, especialmente en países como el nuestro donde el espíritu emprendedor no es una regla sino una excepción.

Mucha gente empieza un emprendimiento mientras le aparece ‘un trabajo'. Ese no es un genuino emprendedor. La gente fue educada para conseguir un empleo y le parecerá absurdo trabajar sin la garantía de una paga cada 15 días, que ninguna red de mercadeo le puede ofrecer. Así empieza la idea de fraude.

Iniciar un proyecto en red requiere de una preparación, teórica y práctica, como cualquier otra actividad empresarial. Si usted quiere poner un restaurante, debe conocer o aprender los gustos de sus clientes, saber el precio óptimo de su menú, dónde comprar los insumos de alta calidad y de mejor precio y así, poco a poco hasta ser un experto. El proceso se repite en todos los demás negocios: un almacén de electrónicos, una lavandería, un hotel, un bar, una guardería, una clínica y por supuesto, una red de mercadeo.

Este proceso de aprendizaje, de prueba y error para ganar experiencia y solvencia en un negocio, parece lógico y razonable para todos los negocios, salvo para las redes de mercadeo. Así, muchos optan por ‘probar' y se suscriben a una red para ver qué pasa, para pronto descubrir que no pasa nada. Y así surge otra prueba más, para muchos, de que el negocio es un fraude.

Aunque los negocios en redes tienen casi 60 años, en los que se han peleado y ganado grandes batallas judiciales defendiendo su legalidad en todo el mundo, su madurez aún no ha llegado y es la nueva tecnología la que ha detonado su renaciente popularidad. Pertenece a la categoría de los negocios de la nueva economía donde nada se parece a lo que fue, siendo imposible evaluarlos a la luz de los negocios tradicionales.

El futurólogo Alvin Toffer (famoso por sus obras El Shock del Futuro y La Tercera Ola), dijo con razón: para sobrevivir en el siglo 21 todo ser humano deberá aprender a desaprender para volver a aprender. He allí el escollo más grande para entender el fenómeno del Network Marketing y todos los negocios que se derivan a partir de él.

¿Cómo asimilar que la red mundial de transporte personal UBER, que compite contra los servicios tradicionales de taxi en todo el mundo, no tiene un solo carro propio? Igualmente en el caso de Airbnb, la red de servicios de hospedaje más grande del mundo, tampoco tiene habitaciones propias.

El Network Marketing es un negocio que elimina los canales tradicionales de distribución de mercancía y por lo tanto su costo, para distribuir este dinero ahorrado entre sus asociados que construyeron la red. Es un sistema que crea un nexo directo entre la fábrica y sus consumidores. De aquí viene la siguiente interrogante ¿Cómo imaginar una tienda regional, continental o mundial sin tener empleados, ni inventarios de mercancía y que se multiplica sin necesidad de que su iniciador haga algo para que funcione y además tener ganancias astronómicas? Para muchos, esta es la comprobación final del fraude.

Hay opiniones que provienen de los amigos, familiares y conocidos que generalmente son ligeras y poco documentadas. Voces autorizadas también tienen la suya. El gurú de los negocios Robert Kiyosaki, autor del libro Padre Rico, Padre Pobre dice: ‘Los ricos construyen redes y activos. Los demás se entrenan para trabajar por el sueño de otro por un salario'.

Stephen Covey, autor de Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas, sobre el tema dice: ‘Es innegable que el Network Marketing se ha convertido en una exitosa iniciativa empresarial y ha significado la independencia de millones de personas'. Paul Zane Pilzer, el brillante economista autor del libro Riqueza Ilimitada, asesor de los presidentes Reagan y Bush, agrega: ‘El Network Marketing es la democratización de la riqueza. Nunca ha habido una oportunidad donde una persona sin un conocimiento especial, sin dinero ni recursos y sin experiencia pueda levantar un negocio multimillonario desde su hogar'.

¿Fraude u oportunidad? Es evidente: una gran oportunidad.

PUBLICISTA

El futurólogo Alvin Toffer ha dicho que para sobrevivir en el siglo 21 todo ser humano deberá aprender a desaprender para volver a aprender.