La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

El Banco Mundial destina 520 millones de dólares en ayuda para Afganistán

El Banco Mundial apoyará a Afganistán para estimular el crecimiento y garantizar la prestación de servicios  para acabar con la pobreza

El Banco Mundial destina 520 millones de dólares en ayuda para Afganistán

El Banco Mundial (BM) anunció hoy un paquete de financiación para Afganistán de 520 millones de dólares para ayudar a ese país "a pasar una fase difícil en su lucha por acabar con la pobreza y señalar un compromiso a largo plazo con la población" afgana.

"El paquete ayudará a Afganistán con los refugiados, ampliará las oportunidades del sector privado para los pobres, impulsará el desarrollo de cinco ciudades, ampliará la electrificación, mejorará la seguridad alimentaria y construirá caminos rurales", apuntó el organismo en un comunicado.

La financiación incluye donaciones de la Asociación Internacional de Fomento (IDA), el fondo del Banco Mundial para los países más pobres, así como contribuciones del Fondo Fiduciario de Reconstrucción de Afganistán (ARTF, administrado por el Banco Mundial) y de otros asociados, entre ellos Dinamarca, Alemania Y Japón.

"La aprobación de hoy de nuevas subvenciones confirma el firme compromiso del Grupo del Banco Mundial con el pueblo de Afganistán para ayudarlos a superar los desafíos de desarrollo que enfrenta el país", dijo Shubham Chaudhuri, director de países del BM para Afganistán.

"A pesar del progreso constante y alentador del gobierno en varias áreas -incluyendo reformas institucionales, generación de ingresos, provisión de servicios básicos en salud, educación y sectores de acceso rural- hay mucho más por hacer para mejorar el crecimiento económico y la prosperidad", agregó Chaudhuri.

Los fondos, aprobados por la Junta de Directores Ejecutivos, tienen por objeto apoyar los esfuerzos del Gobierno de Afganistán "para estimular el crecimiento y garantizar la prestación de servicios en un momento de incertidumbre, cuando los riesgos para la economía son significativos".

El BM apunta que el retiro internacional de tropas, iniciado en 2011, junto con las incertidumbres políticas, han resultado en una desaceleración del crecimiento económico, mientras que las presiones del presupuesto gubernamental están aumentando a medida que las amenazas de seguridad se incrementan y expulsan a la gente de sus hogares.