Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Economía

Panamá avanza con salida de lista de la UE

La exclusión surge con la explicación técnica del régimen de los call centers. Panamá mantiene la hoja de ruta de CANSIF, por incumplir con compromisos desde 2002

El 5 de diciembre de 2017, Panamá fue incluida en la Lista de países no cooperantes en materia fiscal de la Unión Europea. Para su posterior exclusión en tiempo récord -unos 40 días- el istmo mediante la figura del titular del Ministerio de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, expresó en una carta el compromiso de revisar el tema de los centros de llamadas, y establecer un plazo para culminar esa revisión e indicar cuál sería el tratamiento para las empresas que ya están operando bajo el régimen actual y si se cambia a futuro.

Con la carta enviada por De La Guardia, Panamá no adquirió ningún compromiso, ni nada que no haya adoptado como parte de la modernización de la plataforma de servicios logísticos y financieros del país, y solo se hizo una aclaración técnica, la cual aún no ha sido compartida con la sociedad.

Luis Miguel Hincapié, viceministro de Relaciones Exteriores, explicó que la exclusión en tiempo récord de la mal llamada Lista Negra, representa el reconocimiento de la Unión Europea sobre el cumplimiento de Panamá en materia de estándares internacionales.

Hincapié quien participó en el programa radial Info Análisis por Omega Stereo, indicó que ‘la República de Panamá ha venido ejecutando una hoja de ruta, aprobada en el marco de la Comisión de Alto Nivel para los Servicios Internacionales Financieros (CANSIF), donde participa el sector privado, y cuyo objetivo es asegurar el fortalecimiento y desarrollo de la plataforma panameña, que además de permitir que el país se ajuste proactivamente a los estándares internacionales, también desarrolle nuevas ventajas competitivas'.

Sin embargo, la próxima información que espera la Unión Europea de Panamá en cuanto a la revisión de los call centers debe darse e implementarse antes de que finalice el 2018.

La inclusión a la lista fue porque las autoridades europeas consideraron que en materia fiscal era nocivo que las empresas de capital extranjero no le cobren impuestos a sus trabajadores foráneos, pero sí a los panameños, ya que así la empresa no debe declarar ese impuesto ante su país de origen, pero al reclamar el gravamen del panameño, este sí se refleja en el donde opera o encuentra la compañía.

Según el vicecanciller con la revisión que ya lleva meses, ‘Panamá busca nivelar la carga impositiva o eliminarla para ambos'.

Los llamados a las adecuaciones que hace la Unión Europea no son exclusivos para Panamá sino que hay ciento de naciones que están en igual condición de hacer adaptaciones e implementar; no obstante, el problema de Panamá es que se compromete a realizar los cambios, pero para implementarlo toma hasta dos o tres años, cuando la idea no es quedar de últimos en esas adaptaciones que sí nos hacen perder competitividad.

Hincapié considera que Panamá ha incumplido con diversos compromisos adquiridos desde 2002, cuando ingresó al Foro Global, pues a la nación la mantienen como blanco para las listas discriminatorias, afectando la competitividad, ya que ahora como país le toca implementar esas adaptaciones que ya otros tienen de hace años. ‘Perdemos competitiva sí realmente no implementamos los cambios a los que nos comprometemos, pues dejamos una imagen de que no somos serios, lo que acarrearía que otros países no quieran hacer negocios con nosotros; además de las sanciones que nos impongan aquellos que nos incluyen en las listas', indicó el diplomático.

‘"Panamá busca nivelar la carga impositiva que hay en el régimen de los call centers o eliminarlos".

LUIS MIGUEL HINCAPIÉ

VICECANCILLER

En la mal llamada Lista Negra, Panamá estaba junto a otras 16 jurisdicciones no cooperantes. Ahora el istmo se encuentra junto a otros 47 países cooperadores de la Unión Europea.

En su reciente visita por Davos, Suiza, el presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo que la inclusión en la Lista Negra se debió a un ‘error de comunicación'.

Panamá revisaba con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) algunos temas puntuales y la Unión Europea decidió entrar a revisar los mismos temas. Sin embargo, el país lo entendió y notificó que esos temas se estaban viendo con la organización, y por una cuestión de comunicación en un tema muy puntual, muy técnico, sobre los centros de llamadas, ‘Panamá quedó en una lista negra de una forma injusta'.

‘Arreglado ese problema de comunicación, se resolvió la injusticia que se había hecho con el país'. ‘Fue un tema muy técnico', en el que no entraron ni las cancillerías ni los jefes de Estado, por lo que estaban sorprendidos.

OTRAS LISTAS

Antes del anuncio de la Unión Europa, Panamá ya era considerado un paraíso fiscal por algunas de las jurisdicciones del viejo continente. Desde hace años, la Cancillería identificó que los siguientes países europeos han incluido a Panamá en listas discriminatorias.

Según el análisis realizado por la Cancillería, los criterios de los que estos países se han valido están desactualizados. Bulgaria, Letonia y Bélgica nos excluyeron de sus listas durante el 2017 por considerar que cumplimos con los estándares necesarios.

Mientras que Eslovenia, Estonia, Francia, Grecia, Lituania, Polonia, Portugal y Croacia, la mayoría de estos países que nos mantenían en listas tenían como requisito para excluirnos ser considerado ‘compliant' en las evaluaciones del Foro Global de la OCDE. Este requisito se cumplió en junio de 2016 tras la actualización de la calificación de Panamá en la evaluación complementaria denominada Fast Track. Es decir, Panamá cumplía con los requisitos técnicos para ser excluidos en muchas de estas normas.

ACCIONES COINCIDENTES

Posteriormente a la inclusión de Panamá a la Lista de países no cooperantes en materia fiscal de la Unión Europea, se dieron dos hechos ya programados que hicieron ver que el país solo reacciona ante las exigencias del bloque económico europeo.

El 15 de enero pasado, Publio Cortés, el titular de la Dirección General de Ingreso, suscribió un Acuerdo Multilateral entre Autoridades Competentes (MCAA, por sus siglas en inglés), con lo que el istmo amplía su red de acuerdos de intercambio automático en virtud del Estándar Común de Reporte (CRS).

El MCAA permite a Panamá implementar el intercambio automático de información financiera con el grupo de países con que así lo determine mediante un mecanismo más eficiente, ya que la vía bilateral utilizada hasta la fecha no había sido muy efectiva para la consecución de acuerdos.

A pesar de ser un acuerdo multilateral, el MCAA permite que Panamá conserve la potestad de decidir con qué países intercambiará información automáticamente, sostiene el escrito.

Posteriormente, el 24 de enero, mediante la figura del embajador de Panamá en Francia, José Fábrega, el istmo suscribió el Convenio Multilateral para adoptar el sistema de Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) —promovido por la OCDE/G20—, un potente instrumento para la lucha contra los flujos financieros ilícitos, pero que afecta los convenios fiscales (MLI, por sus siglas en inglés), que requiere el Gobierno para modificar la red de Convenios para evitar la Doble Imposición (CDI) de forma más rápida, eficiente y sincronizada, sin necesidad de llevar a cabo múltiples renegociaciones bilaterales.

Sin embargo, expertos en el tema han señalado que en el sistema BEPS Panamá compromete el funcionamiento de sus zonas francas, incluida la Zona Libre de Colón y las Sedes de Empresas Multilaterales.

En tanto, las autoridades aseguran que con la firma ‘se logra de esta manera enmendar, mediante un solo instrumento, todos los CDI, suscritos por Panamá para adecuarlos a las nuevas circunstancias de su aplicación en el ámbito internacional. Aparte de evitar la onerosa renegociación bilateral los tratados vigentes'.

Panamá mantiene CDI con Barbados, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Luxemburgo, México, Países Bajos, Portugal, Qatar, Reino Unido, República Checa, Singapur y Vietnam.