Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Economía

Carles envía carta de rechazo a presidente de Coca-Cola Femsa

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Carles, rechazó la medida de la subsidiaria Estrella Azul, que afectará a 170 productores de leche grado A

A partir de hoy, viernes 23 de marzo, Industrias Lácteas -que absorbe el 45% de la producción de leche fluida en Panamá- recortó un 10% la compra a unos 170 productores de leche grado A, por lo que el titular del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Eduardo Enrique Carles Pérez, envió una carta a José Antonio Gutiérrez, presidente de Coca-Cola Femsa Venezuela/Panamá manifestándole su inconformidad.

En la misiva, Carles expresa que no acepta y condena la medida de recorte anunciada por Estrella Azul, y considera un fracaso forzado e innecesario la estrategia de comunicación de la empresa hacia los productores, con quienes se ha conversado durante aproximadamente cinco semanas, por lo que deja "serias dudas sobre la mesura con que Coca-Cola Femsa, propietaria de Estrella Azul, ha evaluado internamente las acciones a tomar".

Carles señala que en las comunicaciones recibidas el 21 de febrero, "se anunciaba un recorte temporal de acopio por un periodo de tres meses. Menos de un mes después, posteriormente durante las reuniones sostenidas en el MIDA, se nos comunica que esta medida sería por al menos un año. Variación que ha aumentado el nivel de incertidumbre y desasosiego entre los productos".

Según el alto funcionario, la corporación que dejará de comprar leche ha carecido de voluntad para plantear un proceso de mitigación de impacto, que permita que los afectados amortigüen un cambio importante en su modelo de negocio, por el excedente diario de la empresa que asciende a 18 mil litros.

Para que Estrella Azul obviara el recorte, el MIDA promovió que, en la licitación pública del programa Vaso de Leche, la empresa ganadora absorbiera un porcentaje considerable de los "excedentes" anunciados.

Adicional a esto, ofreció la infraestructura de las Ferias del IMA, para la comercialización de sus productos con carácter de exclusividad.

También ofreció la opción de abrir el canal para que las instituciones estatales absorbieran la diferencia restante. Todo lo anterior sin la necesidad de aplicar una medida de recorte.

Carles también señala en el escrito de siete puntos que "tampoco hemos visto en los canales tradicionales de comercialización, acciones de mercadeo agresivo que impulsen el consumo de sus categorías e incentiven la absorción del excedente".